Cómo pasar la ITV al coche

Noviembre 2014

Tener la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en regla es un requisito indispensable para poder circular por las carreteras españolas. Ser sancionado con hasta 500 euros, que el vehículo sea inmovilizado o tener más probabilidades de sufrir un accidente de tráfico (por no haber detectado y solucionado algún problema mecánico) son los principales riesgos a los que se expone un usuario que carece de ella. Además, no tener la ITV en regla es mucho más grave en caso de siniestro, ya que la aseguradora con la que se tiene contratado el seguro de Coche puede decidir no hacerse responsable.

Como has visto, conducir con la ITV caducada no es algo que carezca de importancia sino que puede ocasionarte más de un problema. Además, circular con un vehículo en mal estado no sólo pone en peligro la vida de sus ocupantes sino también la del resto de conductores, peatones y usuarios.

Para mostrarte la gran importancia de tener la ITV en regla y enseñarte cuáles son los pasos necesarios para conseguir pasarla con éxito Rastreator ha elaborado esta guía. Aquí recogemos todo lo que necesitas saber sobre la Inspección Técnica de Vehículos.

¿Qué es la ITV?

La ITV es la revisión periódica obligatoria que deben pasar todos los vehículos matriculados o puestos en circulación para poder seguir siendo usados. La Inspección Técnica de Vehículos, que aparece regulada en el Reglamento General de Vehículos y en el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, tiene como finalidad verificar que el coche se encuentra en buen estado. Es decir, mediante esta inspección se comprobará que tu vehículo es apto para circular y que, con ello, no pones en riesgo tu vida, la de los pasajeros que viajen contigo, la del resto de usuarios de la vía pública ni al medio ambiente.

¿Cuándo tienes que pasar la ITV?

Cuando adquieres un vehículo lo primero que debes saber sobre la ITV, además de qué es y qué finalidad tiene, es cuándo estás obligado a pasarla. La primera vez que tienes que llevar tu auto a esta revisión y la periodicidad posterior depende del tipo de vehículo que tengas y de la fecha de su matriculación. No se exige la misma frecuencia a un utilitario de uso privado, es decir, a tu coche particular con el que vas a trabajar o a hacer la compra, que a una ambulancia o un autobús escolar.

Antigüedad

Coches de uso privado

Los vehículos de uso particular de hasta 9 plazas, conductor incluido, las autocaravanas y los vehículos vivienda tienen que pasar la ITV por primera vez cuando han transcurrido 4 años desde su matriculación, no desde su adquisición. Desde este momento y hasta que tu vehículo tenga una antigüedad de 10 años deberás revisarlo cada 2 años, es decir, cuando tenga 6, 8 y 10 años. A partir de la década, la Inspección Técnica de Vehículos se realizará de manera anual.

Ahora bien, si tu vehículo ya ha sido matriculado anteriormente, independientemente de que fuera en España o en un país extranjero, su antigüedad se fijará a partir de la fecha en la que tuvo lugar la primera matriculación o bien desde su puesta en servicio (dato que se puede consultar en el permiso de circulación).

¿Tienes un vehículo histórico o de colección?

Si eres propietario de un coche catalogado como histórico también tendrás que llevarlo a pasar la ITV. Para este tipo de vehículo la periodicidad de las revisiones no es la misma que la exigida al resto de vehículos. En el caso de los históricos, la frecuencia suele oscilar entre los 2 y los 5 años y las condiciones las establece el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que residas. Uno de los documentos que suelen pedir las Comunidades Autónomas a estos vehículos, como por ejemplo Madrid, es la presentación del Informe del Laboratorio (si ha sido la Comunidad Autónoma la que catalogó al vehículo como tal). Pues bien, este informe puede indicar la periodicidad en la que un vehículo determinado tiene que pasar la inspección técnica de vehículos.

Pero si, además de histórico, está matriculado como un vehículo de colección, entonces tendrá que someterse a la periodicidad que le corresponda según lo recogido en el artículo 6 de la Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre.

Otros vehículos

En el apartado anterior no se incluyen los vehículos dedicados al transporte de personas, como las ambulancias, los taxis o los destinados al transporte escolar; los coches de alquiler y los de autoescuela; los dedicados al transporte de mercancías; los tractores agrícolas o los vehículos especiales destinados a obras y servicios.

Estos vehículos se rigen por otros plazos. Por ejemplo, mientras que el autobús que realiza la ruta escolar debe pasar la ITV una vez al año desde su matriculación y cada 6 meses a partir del quinto año, el coche que alquilas cuando estás de vacaciones sólo está exento de esta revisión durante los 2 primeros años. A partir de entonces tendrá que superar este trámite de manera anual y semestralmente a partir del quinto año desde que fue matriculado.

Vehículo accidentado

Otro de los motivos por los que tendrás que pasar la ITV, independientemente de la antigüedad del coche y de si la tienes aún vigente, es que te hayas visto implicado en un accidente y el vehículo haya sufrido daños que afecten a algunos elementos de seguridad. Por ejemplo, a los sistemas de dirección, suspensión, transmisión o frenado, o al bastidor. Será el agente de la autoridad que haya realizado tu atestado el que propondrá la ITV como requisito antes de que vuelvas a conducirlo una vez reparado.

¿Cómo pasar la ITV?

Te ha llegado el momento de pasar la ITV, ¿y ahora qué? Lo primero que debes hacer es pedir cita previa para que te digan el día, la hora y el lugar en el que tienes que pasarla. Antes de llevar el vehículo para que sea inspeccionado por un grupo de expertos asegúrate de que está en perfectas condiciones. Comprueba que las luces funcionan correctamente, que las matrículas no están abolladas ni tienen números borrados y que los retrovisores están en buen estado. También es aconsejable que un profesional haya examinado el vehículo previamente. Llegados a este punto, ¿qué más necesitas saber?

¿Dónde tienes que pasar la inspección?

La Inspección Técnica de Vehículos se realiza en las estaciones de ITV autorizadas por el órgano competente de cada Comunidad Autónoma, instalaciones que tienen el permiso para realizar este tipo de revisiones. Se trata de concesiones administrativas que pueden estar gestionadas bien por la propia Comunidad Autónoma o bien por empresas privadas que han sido autorizadas por ésta.

Si resides en un territorio extrapeninsular, archipiélago canario o balear, en el que no existen estas estaciones entonces podrás efectuar la ITV utilizando cualquier otro medio que haya sido autorizado por el órgano competente de la Administración Pública para tal fin.

¿Qué documentación necesitas?

En el momento de acudir a una estación de ITV para que chequeen tu vehículo no debes olvidarte la documentación que te van a pedir al llegar y que sin ella sería imposible realizarla:

  • El Permiso de Circulación del vehículo.
  • La Ficha Técnica, es decir, la tarjeta ITV. Ésta sólo será necesaria si ya has pasado anteriormente una inspección técnica. Este documento incluye el registro de inspecciones periódicas y el certificado de características del vehículo.
  • Seguro Obligatorio del Vehículo. En caso de no llevarlo la estación de ITV podrá comprobar en la base de datos de la DGT que el coche dispone de una póliza en vigor.

¿Cuánto cuesta la ITV?

Pasar la ITV no es un trámite gratuito, al contrario, está sujeta a unas tasas cuya cuantía depende de la Comunidad Autónoma y del tipo de combustible que utilice el coche. De hecho, la diferencia en el precio entre unas regiones españolas y otras puede ser de hasta el 113%. La tarifa media de la ITV de un coche diesel ronda los 40 euros. Ahora bien, la diferencia entre llevar el coche a una estación de Extremadura (26,19 euros) o a una de Castilla y León (55,72 euros) es considerable.

¿Qué elementos de tu vehículo van a inspeccionar?

Lo primero que van a comprobar es que tu número de bastidor coincida con la documentación que has aportado.

Éstos son los principales elementos que se miran con lupa en una Inspección Técnica de Vehículos, aunque dependiendo del vehículo es posible que se analicen otros y se realicen pruebas adicionales.

 

  • La carrocería.
  • El interior del vehículo.
  • Los cinturones de seguridad.
  • Los limpiaparabrisas.
  • Las luces (largas, cruce, posición, antiniebla, freno…), los intermitentes y hasta la luz de la matrícula trasera.
  • Puertas y ventanillas.
  • El claxon.
  • Espejos retrovisores.
  • Las lunas.
  • La presión de los neumáticos, la profundidad de su dibujo (debe ser como mínimo de 1,6mm).
  • Frenos.
  • Suspensión.
  • Emisiones contaminantes.

 

ITV, ¡apta!

Una vez que ha finalizado la inspección, la estación que la haya realizado deberá reflejar el resultado obtenido por el vehículo examinado en la tarjeta ITV. Además, se emitirá un informe que tendrá que firmar el director técnico de la instalación en la que se ha realizado o por la persona en la que se haya delegado.

ITV favorable

Si tu coche cumple con los requisitos imprescindibles para circular entonces obtendrás un resultado favorable. Te harán entrega de la nueva tarjeta ITV que deberás colocar en la parte superior derecha de la luna delantera y en la que aparecerá el año y el mes hasta el que está en vigor. Además, tendrás que llevar en tu coche el último informe de inspección, que deberás enseñar a los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el caso de que te lo soliciten.

ITV favorable con defectos leves

Otra posibilidad es que tu inspección fuera apta pero que hayan detectado defectos de escasa gravedad. Si ésta es tu situación podrás seguir circulando con normalidad pero tendrás que subsanar esos fallos leves. Eso sí, no será necesario que vuelvas a llevar tu coche a una estación de ITV para que comprueben que éstos han sido subsanados.

¿Y si no paso la inspección?

Si has obtenido un resultado favorable, podrás seguir circulando pero, ¿qué pasa si te dicen que tu coche no cumple con los requisitos exigidos para ello? Si éste es el caso, entonces tu ITV es desfavorable o negativa.

ITV desfavorable

Que la ITV sea desfavorable es posible. Si te ves en esta situación, la instalación en la que la hayas realizado te dará menos de 2 meses para que soluciones todos los fallos. Además, el coche no podrá ser utilizado por la vía pública salvo para llevarlo al taller y a la misma estación de ITV en la que será nuevamente revisado una vez hayas arreglado los defectos. Podrás pasar la segunda inspección en una instalación distinta a la de la primera vez si existen razones que justifiquen tu decisión y será la que te haya designado el organismo competente. Si ésta resulta favorable te será devuelto el Permiso de Circulación.

Ahora bien, si transcurridos los 2 meses no has presentado tu coche a una nueva revisión entonces la estación de ITV propondrá su baja ante la Jefatura Provincial o Local de Tráfico y si lo haces fuera de plazo entonces la inspección tendrá que ser completa.

ITV negativa

La peor evaluación de todas las posibles es que la ITV de tu coche sea calificada como negativa. ¿Qué significa? Pues que las deficiencias de tu auto son de tal gravedad que conduciéndolo estás poniendo en riesgo al resto de personas. No te dejarán sacar el coche de la estación de ITV ni para trasladarlo a un taller mecánico sino que deberá ser movido por un agente externo (una grúa).

A la hora de subsanar los desperfectos, el procedimiento que tendrás que llevar a cabo es idéntico al de haber obtenido una calificación desfavorable.

¿Y si circulo sin la ITV en regla?

Circular sin la ITV en regla o con ésta caducada tiene represalias. Tal y como recoge la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, la multa a la que te expones oscila entre los 200 y los 500 euros. Pero no sólo puedes ser sancionado sino que también corres el riesgo de que tu vehículo sea inmovilizado o de que, en caso de siniestro, tu aseguradora no se haga responsable de los daños que hayas ocasionado.

¿Cuál es el papel del seguro de Coche en la ITV?

Que la póliza de tu coche esté en vigor es un requisito indispensable para poder pasar la ITV. La estación de ITV será una de las primeras cosas que compruebe. Aunque es recomendable que lleves el documento que acredite que tienes, como mínimo, el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, no pasa nada si se te olvida, ya que lo comprobarán en la base de datos de la DGT.

El seguro acude en tu ayuda

El seguro de Auto es obligatorio para pasar la ITV pero también puede ser tu aliado en este momento. ¿Cómo? Antes de llevar tu coche a revisión mira con lupa las coberturas que incluye tu seguro ya que puedes llevarte una agradable sorpresa. Existen compañías que completan sus pólizas con un conjunto de servicios relacionados con este trámite.

Algunas compañías, conocedoras de lo poco que te puede apetecer encargarte de este tema, se ofrecen a realizarlo este trámite en tu lugar. Tú sólo tendrás que decir dónde quieres que recojan tu coche y dónde quieres que te lo entreguen una vez pasada la ITV. En muchos casos será la aseguradora la que elegirá la estación en la que se llevará a cabo la revisión de tu coche y te exigirá el pago por adelantado de las tasas de tráfico.

ITV no pasada

Eso sí, si el coche no logra obtener un resultado favorable y tiene que volver a someterse a la inspección, entonces las compañías ya no suelen hacerse cargo de los gastos derivados del servicio de entrega y recogida de vehículos.

Ahorrar en tu seguro de Coche

Contratar un seguro de Coche no es un gasto que puedas eludir pero sí que puedes aminorarlo. La mejor manera para ahorrar dinero en tu póliza sin renunciar a las coberturas actuales es comparando. Rastreator.com te permite buscar el seguro que más se adapte a ti y a tu vehículo y protegerlo al máximo por mucho menos de lo que te esperas. Recuerda que disponer de un seguro en vigor no sólo es un requisito indispensable para pasar la ITV, sino que es una obligación que tienen todos los vehículos para poder circular. Además, muchas veces tu póliza de Auto te facilita ciertos trámites, como por ejemplo, los relacionados con la Inspección Técnica de Vehículos.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...