¿Cómo circular en moto bajo la lluvia y con el suelo mojado?

  • El estado de los neumáticos y la equipación juegan un papel esencial
  • Los motoristas deben extremar la precaución y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo de delante
  • El momento en el que empieza a llover es peligroso debido a que el agua despega la suciedad del asfalto y este es más resbaladizo

Los vehículos de 2 ruedas gustan cada vez más a los usuarios. Prueba de ello es que, según Anesdor, en 2015 se matricularon en España 131.592 motos en España, un 19,5% más que en 2014, y 15.998 ciclomotores, lo que supone un crecimiento del 9%.

Pese a las muchas ventajas que ofrece este tipo de vehículos frente a otros, el riesgo que suponen y la probabilidad de sufrir un siniestro son más elevados que al circular en coche. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), sólo en el último año han perdido la vida en la carretera 219 motoristas, 49 más que en 2014, y 28 usuarios de ciclomotor, 11 más que en el mismo periodo del año anterior.

Entre las principales causas de accidente se encuentran la adopción por parte del conductor de una actitud inadecuada o las condiciones climatológicas adversas. Y es que conducir bajo la lluvia o sobre un asfalto mojado o resbaladizo puede hacer que el motorista acabe en el suelo.

Conducir con mal tiempo puede ser más complicado y peligroso pero si tomas las precauciones adecuadas y adaptas la conducción a las condiciones del asfalto puedes reducir considerablemente el riesgo de sufrir un accidente.

Llevar la equipación adecuada

Al subirte a una moto, te expones ya de por sí a un peligro mayor que si lo hicieras en otro vehículo. En caso de accidente, los daños que puedes llegar a sufrir pueden ser de una gravedad considerable por eso es esencial que la equipación que lleves sea la apropiada. No sólo es importante que elijas el tipo de casco que te aporte la mayor protección sino también que la ropa sea la indicada para montar en moto.

Si la ropa es un elemento esencial en la seguridad del motorista, en los días de lluvia aún más. A la cazadora con protecciones en codos, hombros, pecho y espalda tendrías que añadir otras prendas diseñadas para protegerte del agua. Lo más cómodo es ponerte sobre tu ropa un pantalón y una chaqueta impermeables. También puedes optar por un mono, aunque esta prenda es algo más incómoda.

A la lluvia y a la nieve, muchas veces les acompaña también el frío. Para combatir las bajas temperaturas existen ropa y accesorios como los puños calefactables, las mantas o los guantes térmicos, que contribuyen a hacer el viaje más cómodo y agradable.

Prendas reflectantes

Otro factor que debes tener en cuenta es que en los días lluviosos la visibilidad en la carretera suele ser menor. Para que el resto de conductores te vean con mayor facilidad es importante que las prendas sean reflectantes. De esta forma, aunque el día esté oscuro podrás ser visto por los ocupantes del resto de vehículos y evitar sufrir un accidente en el que esté implicado otro coche.

Colocar el pin-lock en el casco

Otra de las cosas que tienes que tener presente los días de lluvia y frío es que la visera del casco se puede empañar debido al contraste de temperatura entre la existente en la calle y el aire caliente de tu respiración.

Para evitar que se forme vaho y que tengas que abrir la visera para poder ver con facilidad es aconsejable colocar en el casco un pin-lock. Se trata de una pieza que se coloca en la parte interior de la pantalla del casco y que evita que se forme el vaho. El pin-lock es fácil de montar y no tiene un precio elevado. De hecho, hay cascos que ya lo llevan instalado de serie.

Neumáticos

Los neumáticos son los zapatos de la moto. De su estado y presión depende gran parte de tu seguridad por eso es importante revisarlos regularmente y sustituirlos por unos nuevos cuando su vida útil haya llegado a su fin. Y es que las ruedas son el único contacto que existe entre tú y el asfalto.

Debes saber que el comportamiento de los neumáticos cuando ruedan por un terreno mojado no es el mismo que si lo hacen sobre uno seco por lo que es importante contar con los más apropiados. Por ejemplo, mientras que los neumáticos touring son aptos para superficies mojadas, debido a su gran adherencia, otros como los del tipo sport son inseguros ya que no tienen mucha profundidad de dibujo (que es lo que aumenta la seguridad con agua) y necesitan una temperatura de funcionamiento elevada.

Adaptar la conducción

Pero si hay un factor realmente importante que debes tener en cuenta los días lluviosos es la conducción. Debes extremar las precauciones y adaptar tu conducción a las condiciones adversas del tiempo y la carretera.

Distancia de seguridad

Si respetar la distancia de seguridad con el vehículo de delante es una recomendación primordial, cuando llueve y el suelo está mojado, encharcado o resbaladizo lo es aún más. Debes tener presente que con el suelo mojado la distancia de frenado aumenta. Los factores que influyen directamente en la distancia de frenado van desde la velocidad, el estado de los neumáticos o la eficiencia de los frenos hasta las condiciones ambientales o el estado de la calzada. Como puedes ver hay algunos que no los puedes controlar pero otros sí que dependen de ti.

Evitar los charcos

Si el suelo se moja demasiado y mucho más si se forman bolsas de agua, circular en moto puede convertirse en un peligro. En estos casos, es importante esquivar los charcos pero aún lo es más evitar pisar las líneas de pintura de la carretera ya que cuando están mojadas son aún más resbaladizas.

Inicio de la lluvia

El momento en el que empieza a llover es uno en los que tienes que extremar más la precaución ya que el asfalto puede tener distintos agarres. Cuando el agua empieza a entrar en contacto con la calzada reblandece los restos de suciedad (aceites, restos de combustibles…) por lo que el riesgo que tienes de resbalarte es mayor que cuando está seca o incluso que cuando lleva un rato lloviendo.

Conducir con el seguro adecuado

El seguro es un elemento que juega un papel fundamental cuando se tiene un siniestro, independientemente de que el día sea lluvioso o no. Y es que no es lo mismo tener un seguro básico (por ejemplo que cubra sólo la responsabilidad civil obligatoria) que tener un buen seguro que te proteja en caso de accidente.

Es aconsejable que incluyas en tu póliza coberturas como la asistencia en carretera y el seguro del conductor. Esta última es realmente importante ya que es la que te protege a ti en caso de que seas el responsable del siniestro.

Si conduces una moto de un valor elevado, lo más recomendable es que optes por contratar un seguro a Todo Riesgo que contemple la reparación de los daños que sufra tu vehículo. Estas pólizas pueden llegar incluso a ofrecer una cobertura que proteja el casco y el resto de equipación. Aunque, sino es así, siempre se puede incluir o contratar una póliza específica.

Las posibilidades que tienes cuando te dispones a suscribir una póliza son tantas que para ahorrar tiempo y dinero lo mejor es que compares seguros de Moto con Rastreator.com. De esta forma, podrás tener una visión global de lo que ofrece el mercado.
COMPARAR SEGUROS DE MOTO

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...