El nuevo mecanismo de fijación del precio de la luz, aprobado

31 de marzo de 2014

Tras muchos rumores y suposiciones, por fin el pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó definitivamente el nuevo sistema de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, PVPC, que cambiará la manera de calcular el precio de la luz de los hogares.

EL Gobierno ha dado a las eléctricas un periodo máximo de 3 meses para empezar a factura a sus clientes con este nuevo sistema, que entra en vigor mañana. Durante este periodo “transitorio”, el precio de la electricidad que se cobre en las facturas emitidas por las compañías se calculará con lo establecido para el primer trimestre, que asciende hasta los 48 euros por MWh.

Fin de la subasta CESUR

Desde el 1 de abril el modo de facturar la electricidad será a partir del precio que tenga ésta en el mercado mayorista, sustituyendo así a la subasta trimestral CESUR. Según afirma el ministerio de Industria, Energía y Turismo en un comunicado, “el objetivo de este nuevo sistema es el de abaratar el coste de la energía, mejorar la competencia y aumentar la transparencia y la capacidad de elección del consumidor”.

¿Cómo afecta al consumidor?

La gran mayoría de los consumidores están acogidos al PVPC, lo que antes se conocía como TUR, por lo que “no tendrá que hacer nada, ni comunicar nada, ni modificar sus aparatos de medición si sigue con este sistema” aclara el ministerio. Pero aparece una ligera diferencia entre aquellos usuarios que tengan instalado en su vivienda un contador con discriminación horaria (contador inteligente), o no. Los primeros pagarán en función del precio registrado en cada hora, mientras que a los segundos se les facturará mediante la media del precio de la electricidad en cada periodo de facturación. Eso sí, estos contadores tienen que estar “conectados y operativos”.

Sistema de precio fijo anual

Los usuarios que no quieran estar expuestos a las fluctuaciones del mercado y prefieran pagar la electricidad a un precio fijo podrán contratar una tarifa de estas características. Las target=”_blank”>comercializadoras están obligadas a ofrecer a los clientes que así lo deseen un precio fijo anual.

Los clientes que se acojan a esta oferta anual tendrán que acordar si quieren una renovación automática y la compañía eléctrica deberá comunicar el nuevo precio al consumidor un mes antes de que finalice su contrato anual.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

María TorralboRastreator.com