¿Cómo ahorrar gasolina?

3 minutos
  • La velocidad, el mantenimiento del coche, el aire acondicionado, la antigüedad del vehículo y el peso son algunos de los factores que más influyen en el consumo de combustible
  • Algunas aseguradoras ofrecen descuentos en gasolineras exclusivos para los clientes que tengan contratada una póliza de coche

ahorro-gasolinaLos nuevos modelos de coche que salen al mercado son cada vez más eficientes. Por un lado, los motores de diésel y gasolina de ahora consumen menos combustible que los de hace algunos años y, por el otro, en el parque móvil comienzan a popularizarse los vehículos híbridos y eléctricos. Además, ya no hace falta comprar un coche de alta gama para tener un vehículo que incluya un modo de conducción ECO con el que reducir emisiones y gastar menos combustible. Todos estos avances hacen que ahorrar gasolina sea más sencillo, pero hay dos grandes inconvenientes: no todo el mundo puede permitirse un coche nuevo y llenar el tanque de gasolina de tu coche cada vez es más caro.

Todos los coches tienen unas cifras de consumo aproximadas que varían en función de las características del vehículo y del tipo de conducción que realices. En la ficha técnica de tu coche aparecen los datos de consumo de combustible para una conducción en ciudad, en carretera o en un trayecto mixto, pero no olvides que son cifras aproximadas que siempre se pueden mejorar si sigues los siguientes consejos.

Conducción eficiente: clave para ahorrar gasolina

Con una conducción eficiente ahorras combustible y dinero, reduces las emisiones de gases contaminantes de tu coche, incrementas la seguridad vial y haces que tu viaje sea mucho más cómodo. Evitar acelerones y frenazos es la base de la conducción eficiente, pero la mejor forma de ahorrar combustible es utilizar el coche solo cuando sea necesario. A veces, desplazarse en transporte público es más económico y rápido que hacerlo en tu vehículo personal, sobre todo si viajas solo.

Disminuye la velocidad para ahorrar combustible

Uno de los factores que más influyen en el consumo de combustible es la velocidad a la que circulas. El consumo ideal, según la DGT, se produce cuando el coche va a una velocidad constante de 90 km/h. De hecho, Tráfico explica que aumentar hasta los 120 km/h supone un incremento del consumo de carburante de un 30%. Es cierto que al reducir la velocidad el tiempo que tardas en realizar el trayecto será mayor, pero es un pequeño gesto que te va a ayudar a exprimir al máximo el depósito de combustible de tu coche.

La importancia del correcto uso de las marchas

Circular a una velocidad constante, sin acelerones ni frenazos y sin superar el límite legal te permite ahorrar dinero, pero solo es posible si conduces por carreteras secundarias o autovías. Para gastar menos combustible en ciudad, es importante usar correctamente las marchas del coche. El vehículo siempre consumirá menos si utilizas marchas largas, ya que el motor trabajará a menores revoluciones.

Uno de los mitos más extendidos sobre el ahorro de gasolina es poner el punto muerto para circular en bajada. Este gesto, aparte de ser peligroso, no te ayuda a gastar menos combustible, ya que el motor sigue utilizando carburante. En su lugar, debes aprovechar la inercia y levantar el pie del acelerador, pero siempre con una marcha puesta.

Ahorra gasolina con un buen mantenimiento

Hacer un buen mantenimiento del vehículo te ayudará a ahorrar combustible. Si no pasas las revisiones periódicas, los filtros y líquidos como el aceite estarán sucios y el motor funcionará peor. Además, la presión correcta de los neumáticos es muy importante para que el coche no tenga que forzar el motor. Recuerda que en función de la carga -equipaje o más pasajeros- deberás inflarlos para evitar un mayor consumo.

Un buen mantenimiento y manejo del coche conlleva, además de un menor consumo, menos incidencias y, por tanto, menos partes al seguro de coche. Si no sueles tener percances con otros conductores, tu aseguradora te bonificará por ello en el siguiente recibo.

Cómo ahorrar gasolina con el seguro de tu coche

El seguro de coche que tengas contratado también te puede ayudar a ahorrar. Es cierto que la póliza que tengas suscrita no hace que tu coche sea más eficiente, pero sí te puede dar acceso a promociones en gasolineras. Para acceder a estas ofertas no necesitas una póliza a todo riesgo, ya que también están disponibles para los seguros de coche baratos. Mutua Madrileña, Mapfre, Axa o RACC son algunas de las aseguradoras que ofrecen descuentos en gasolineras. En el comparador de seguros de coche de Rastreator puedes revisar todos los detalles de tu póliza antes de contratarla para que elijas la que mejor se adapta a tus necesidades y las de tu vehículo.

Seguros de coche con descuento en gasolineras
Compañía Descuento
Mutua Madrileña 2% de descuento en estaciones de servicio Repsol, Campsa y Petronor
Mapfre Al repostar en estaciones de servicio de Galp y Shell
acumulas puntos que puedes canjear por un descuento en tu seguro
AXA Descuento de 3 céntimos por litro en estaciones de servicio Repsol, Campsa y Petronor
RACC 2% de descuento en estaciones de servicio Repsol, Campsa y Petronor

Otros consejos para el ahorro de gasolina

¿El aire acondicionado influye en el gasto de combustible?

Seguro que has oído alguna vez que encender el aire acondicionado del coche aumenta el consumo de combustible, pero ¿es un mito? Lo cierto es que el climatizador es uno de los componentes del coche que aumentan el consumo de combustible, pero debes saber que bajar las ventanillas también dispara el gasto de gasolina, sobre todo cuando circulas a una velocidad elevada.

Al bajar las ventanillas, se genera mayor resistencia al avance, por lo que el coche necesita más carburante para mantener la velocidad. Por lo tanto, si no quieres gastar combustible de manera innecesaria, utiliza el aire acondicionado solo cuando sea necesario y no bajes la ventanilla en la autopista.

Controla el peso de tu coche

El peso del coche también influye en el consumo de combustible, ya que cuanto más equipaje lleves, más le cuesta al motor mover el vehículo. Pero no solo afecta el peso total del coche, sino también cómo está distribuida la carga. Si no colocas bien tus maletas, perderás adherencia a la carretera, el vehículo será más inestable y gastará más gasolina.

Tampoco es buena idea colocar una baca o un arcón anclado al techo del coche para llevar tu equipaje. De esta forma, se genera más resistencia al aire, por lo que el consumo de carburante aumentará notablemente.

Planifica el viaje

Consultar el estado del tráfico aunque no vayas a hacer un viaje largo te puede hacer ahorrar tiempo y dinero. Si de camino al trabajo sueles acabar en un atasco, dar un rodeo puede ser la solución. Aunque hagas más kilómetros, recuerda que tu coche consume más cuando el tráfico no es fluido y tienes que frenar y acelerar constantemente.

Si el tráfico en la carretera es lento, sigue estos consejos para consumir menos combustible durante un atasco:

  1. Utiliza la marcha más alta posible.
  2. Mantén cierta distancia con el vehículo de delante para evitar acelerones.
  3. Apaga el motor en paradas de más de un minuto.