Todo lo que debes saber para viajar en autocaravana

3 minutos
  • El reglamento de circulación es distinto en función del tamaño de la autocaravana, así que conviene revisar las características del vehículo antes de viajar
  • Puedes aparcar tu furgoneta camperizada en la vía pública, pero para acampar debes a un espacio permitido, como un camping

AutocaravanaLos viajes en autocaravanas y furgonetas camperizadas son una auténtica aventura que cada vez más conductores se están atreviendo a probar. Llevarte la casa a cuestas es una buena forma de aprovechar al máximo un viaje de pocos días, con la libertad que te da el no tener que preocuparte por buscar alojamiento ni comprar billetes de avión o tren. Este tipo de viajes son tan populares, que ya ni siquiera es necesario comprar una autocaravana propia, sino que tienes cientos de opciones para alquilar una a tu medida.

Sin embargo, no debes confundir esa sensación de libertad con un viaje a la aventura sin pensar en dónde vas a dormir, qué vas a visitar o dónde vas a comer. Es fácil pensar que, al viajar con una “casa portátil” no tienes que preocuparte por nada, pero debes saber que si no planificas tu escapada con antelación, el viaje puede ser un auténtico desastre.

Si es la primera vez que quieres viajar en autocaravana, seguramente tendrás muchas dudas sobre qué puedes hacer y qué no con un vehículo de este tipo. En Rastreator hemos recopilado una serie de consejos para ayudarte a planificar tu primer ‘road trip’ en caravana.

¿Qué permiso necesito para conducir una autocaravana?

No es lo mismo conducir tu coche de diario que coger una autocaravana para hacerte una ruta de varios días. Son vehículos completamente diferentes que se conducen de manera muy distinta. Sin embargo, si la autocaravana no supera los 3.500 kg de MMA (masa máxima autorizada), con un permiso de conducir tipo B es suficiente.

El mismo carnet que utilizas para conducir un coche te vale para viajar con una autocaravana, pero debes tener en cuenta que las normas de circulación no son las mismas para ambos vehículos. Por norma general, los límites de velocidad según la vía son los siguientes:

  • Autopistas y autovías: 120 km/h.
  • Carreteras convencionales: 90 km/h.
  • Vías urbanas: 50 km/h si tiene dos o más carriles por sentido, 30 km/h en vías de un único carril por sentido.

No obstante, la principal diferencia es la velocidad a la que podrás circular con las autocaravanas que superen los 3.500 kg de MMA, así como para las caravanas (remolque):

  • Autovías y autopistas: 90 km/h.
  • Carreteras convencionales: 80 km/h.
  • Vías urbanas: 50 km/h si tiene dos o más carriles por sentido, 30 km/h en vías de un único carril por sentido.

¿Cuántas personas pueden viajar en una autocaravana?

Los viajes por carretera con caravanas y autocaravanas son perfectos para pasarlos acompañados por la familia o con tu grupo de amigos. Estos vehículos son más grandes que los turismos, lo que invita a pensar que su capacidad para pasajeros es mayor.

Antes de viajar debes tener muy en cuenta el tipo de vehículo que vas a utilizar. Las caravanas son, en realidad, un remolque adaptado para ser utilizado como una casa. Es decir, las caravanas no tienen motor y tienen que ser arrastradas por otro vehículo, como puede ser un coche. Respecto a los pasajeros que pueden ir en una caravana, la DGT es clara e insiste en que deben viajar en el vehículo tractor. Esto significa que por muy grande que sea la caravana, si el coche que la remolca tiene cinco plazas, solo podrán viajar cinco pasajeros.

Las autocaravanas, en cambio, son vehículos adaptados para vivir en el interior y siguen unas normas distintas respecto al transporte de pasajeros. En este caso, los viajeros pueden ir en el interior, siempre respetando el número máximo de plazas que viene recogido en el permiso de circulación del vehículo. El máximo de pasajeros depende del modelo de autocaravana, por lo que es recomendable informarse antes de viajar para respetar todas las normas.

¿Dónde está permitido acampar?

Viajar en autocaravana o furgoneta camper te da mucha libertad, pero no significa que puedas parar en cualquier sitio. Puedes aparcar la caravana como el resto de vehículos, ahora bien, si quieres acampar, deberás hacerlo en uno de los espacios permitidos, como los campings o las áreas de pernocta para autocaravanas.

Es decir, si planeas quedarte de visita un par de días en una ciudad, no puedes dejar aparcada la autocaravana en cualquier lugar y dormir en ella. Antes de viajar, busca los lugares de acampada habilitados cerca de tu destino para evitar multas.

La diferencia entre estacionar y acampar no es solo pasar la noche en el vehículo. Si dejas aparcada la autocaravana, no puedes dejar abiertas las ventanas ni colocar toldos o sillas fuera. Además, para acampar puedes colocar calzos en las ruedas para evitar que se mueva la caravana. La Dirección General de Tráfico indica que solo está permitido acampar en las zonas habilitadas para ello, como campings o parkings, que dependen de la normativa de cada comunidad autónoma.

¿Qué seguro necesito para viajar en autocaravana?

En un viaje en autocaravana vas a pasar muchas horas conduciendo, por lo que la probabilidad de sufrir un percance en la carretera es mucho mayor que si aprovechas tus vacaciones para ir a un apartamento en la playa. En cualquier caso, es imprescindible que cuentes con un seguro para tu autocaravana o furgoneta camperizada que cubra, al menos, la responsabilidad civil de conductor, tal y como exige la ley.

Sin embargo, como dentro del vehículo vas a dejar muchas pertenencias, es posible que te interese contratar alguna cobertura adicional, como la de robo. De esta manera, mantendrás protegido tu equipaje y podrás disfrutar de tus excursiones sin temor a quedarte con lo puesto. También son interesantes las coberturas de incendio y otros daños, ya que es posible que cocines dentro del vehículo.