Comprar un coche en el extranjero: todo lo que necesitas saber

Junio de 2014

Irse a Alemania o a cualquier otro país extranjero para comprar un vehículo, ya sea nuevo o de segunda mano, no es lo más habitual pero sí es una opción que tienen en cuenta algunos usuarios. En algunos casos salir de España en busca de un coche puede hacer que nos ahorremos una cantidad de dinero nada despreciable.

Comprar un coche fuera de España puede hacer que ahorremos una cantidad de dinero considerable

Importar un vehículo no es tan fácil como puede parecer, por ejemplo, uno de los principales quebraderos de cabeza viene de la mano del seguro, ya que las aseguradoras que operan en España sólo aseguran coches con matrícula española. Por lo que para poder circular por las carreteras del país deberás iniciar el procedimiento pertinente para cambiar su matrícula y lograr contratar una póliza, tal y como exige la legislación actual.

A la hora de comprar un coche, un factor importante es comparar precios, ya que éstos pueden variar de un país a otro o en función de las características propias del vehículo en cuestión, pero no es lo único a tener en cuenta. Debes considerar si te conviene pagar un poco más y contar con más prestaciones o garantías o si te va a salir más rentable decantarte por un vehículo algo más caro pero ahorrarte dinero en el desplazamiento al país en el que lo tienes que recoger.

¿Qué tipo de vehículo quieres?

Antes de lanzarte a buscar un coche en el extranjero debes tener claro qué tipo de vehículo estás buscando ya que esto puede suponer un gran ahorro de tiempo a la hora de iniciar la búsqueda y te facilitará el proceso de selección. De esta manera se dejan fuera todos aquellos vehículos que no se adecuen a las características que quieres.

Factores a tener en cuenta para elegir coche

Aunque el precio es uno de los principales factores a la hora de filtrar, no es el único. También debes tener presente otros que pueden hacer que el precio sea mayor o menor, no sólo en un primer instante también en un futuro, como por ejemplo:

  • ¿Coche nuevo o de segunda mano? En el caso de los vehículos usados debes prestar atención al año de matriculación o a los kilómetros recorridos, entre otros factores.
  • Marca y modelo del vehículo.
  • ¿Cambio automático o manual?
  • Tipo de combustible: ¿diesel, gasolina o híbrido?
  • Equipamiento: los extras que trae de serie, el número de plazas, si tiene aire acondicionado y/o calefacción…
  • Precio del viaje: Ten en cuenta que debes ir a recoger el vehículo al país en el que se encuentre por eso, el coste del desplazamiento es algo que tienes que tener muy presente. Tienes que calcular el coste final del coche en cada uno de los países, incluyendo el precio del viaje (billetes de avión, alojamiento…) De nada te sirve ahorrarte 300 euros en un vehículo si el viaje te va a salir 500 euros más caro.

¿Cómo buscar un coche extranjero?

Internet se posiciona como el primer canal a través del cual encontrar el coche que más se adapte a tu perfil y a tus gustos, más aún para buscar un coche extranjero. Consulta anuncios de venta de vehículos y lee revistas especializadas en coches para recopilar la máxima información. Eso sí, si vas a comprar un vehículo de segunda mano directamente a un particular no te fíes de todo y extrema la precaución, ya que este mercado de compra y venta no está libre de estafas.

Por eso, cuando encuentres algún vehículo que te guste lo primero que debes hacer es desconfiar de los chollos y contactar con el vendedor, tanto por email como por teléfono. Además, solicita al que te va a vender del vehículo cuanta más información mejor, desde fotos hasta algún documento que refleje que el coche pertenece a quién dice ser su dueño.

Cuando compres un vehículo en el extranjero a través de Internet, debes desconfiar de los chollos

¿En qué fijarse para elegir vehículo?

Una vez que hayamos seleccionado como finalistas uno o varios vehículos, hayamos contactado con los dueños y recibido la información que nos dé la seguridad necesaria como para creer que no vamos a ser víctimas de un engaño, el siguiente paso es planificar el viaje para ir a recoger nuestro vehículo.

Vehículos nuevos

Si lo que has comprado es un vehículo totalmente nuevo en lo que te tienes que fijar es en las características y prestaciones. No te debes preocupar demasiado porque en caso de que tenga algún problema o defecto cuenta con un periodo de garantía, igual que si lo hubieras adquirido en tu ciudad.

Vehículos de segunda mano

En el supuesto de que te hayas decantado por un vehículo de segunda mano antes de comprarlo y hacer efectivo el pago debes comprobar de primera mano que el vehículo es tal y como pensabas y que está en perfectas condiciones. Por eso, antes de adquirirlo comprueba que funciona correctamente. Para ello, la mejor manera es probarlo.

Antes de comprar un coche de segunda mano debes comprobar que se encuentre en perfectas condiciones

Además, debes revisar el estado de los neumáticos, la carrocería, las luces e intermitentes, los frenos, la suspensión y el interior de la carrocería, entre otras cosas. Otro punto importante que debes tener en cuenta es que el vehículo tenga toda la documentación en regla.

¿Cómo pagarlo?

A la hora de hacer efectivo el pago puedes elegir entre varias opciones. 2 de ellas serían optar por el pago en metálico o mediante una transferencia swift, siendo esta última la opción más recomendable ya que aporta más seguridad. El código swift es utilizado para las transferencias internacionales. Se encarga de facilitar tanto los cobros como los pagos transfronterizos.

Contrato de compraventa o factura

Otro punto importante es el de firmar un contrato de compraventa entre particulares, en el caso de haber optado por este método a la hora de adquirir el vehículo o el de disponer de una factura, de haber realizado la compra con un intermediario, como por ejemplo en un concesionario. Es necesario que vuelvas a España con al menos uno de estos documentos.

Vehículos nuevos

De haber comprado un coche nuevo no tendrás que preocuparte del pago de impuestos en España ya que el IVA está incluido en el precio del vehículo y por tanto lo pagas en el país de origen.

Vehículos de segunda mano

En el caso de haber comprado el coche a un particular debes saber que en España tendrás que hacer frente al Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) cuya cuantía ronda el 4%, tal y como se especifica en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

¿Cómo trasladarlo?

Una vez que has comprobado que el vehículo está en perfectas condiciones, los papeles en regla y has finalizado el proceso de compra del vehículo llega el momento de trasladarlo a España. La forma más común es viajar a España conduciéndolo. Para ello, antes de salir del país, debes solicitar en la delegación de tráfico correspondiente, el equivalente en España a la Dirección General de Tráfico (DGT), unas placas provisionales, lo que en España se conocen como “placas verdes” o permiso temporal. También debes contratar un seguro temporal para el viaje. Eso sí, debes cerciorarte de que este seguro te cubre en todos los países por los que pases durante el viaje.

Estas matriculas tienen una duración determinada, que suele rondar los 60 días, y el vehículo debe llevarlas puestas hasta que consigas las placas españolas definitivas, necesarias para poder contratar un seguro de Coche.

ITV en regla

Vehículos de segunda mano

Si el vehículo es de segunda mano y lo has comprado en un concesionario, el vehículo tiene que tener pasada la ITV y tienen que darte los certificados pertinentes. Sin embargo, si se lo has comprado a un particular tendrás que ser tú el encargado de acudir a un centro autorizado para pasar la ITV y hacer, además, una revisión de gases.

¿Cómo asegurar el coche en España?

Por último, tienes que iniciar los trámites para sustituir la matrícula provisional por otra definitiva, requisito fundamental para poder asegurar el vehículo en España. Los pasos que tendrás que realizar son los siguientes:

    • Estar en disposición del Certificado de Conformidad Europeo (COC), que deberías haberte traído del país de origen. De no ser así, tendrás que obtenerlo.
    • Acudir a un centro de Inspección Técnica de Vehículos, ITV, pasar que revisen el vehículo y te den la Ficha Técnica, documento que certifica que el coche está homologado en España.
    • Abonar el Impuesto de Matriculación. Puedes hacerlo a través de la web de la Agencia Tributaria.
    • Acudir a la DGT y pagar el Impuesto de Circulación.
    • Acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico con todos estos documentos y los justificantes del pago de ambos impuestos.
    • Por último, deberás acudir a un taller oficial, presentar el Permiso de Circulación y sustituir las placas provisionales por unas españolas.

Antes de contratar un seguro, compara

Por último, una vez que hayas comprado tu coche en el extranjero y esté matriculado en España tienes que proceder a contratar un seguro que lo cubra. La legislación vigente obliga a todos los vehículos a contar, como mínimo, con el seguro de Responsabilidad Civil (RC).

Si quieres ir más allá de lo que establece la ley y contratar una póliza más amplia, que incluya más coberturas y con la que estés más protegido, entonces debes valorar qué te compensa más si un seguro a Terceros o uno a Todo Riesgo.

Una buena forma de comparar coberturas y precios es utilizar buscadores como Rastreator.com que te permiten, en apenas unos minutos, tener a tu alcance pólizas de un gran número de aseguradoras. De esta manera, no sólo te asegurarás de contratar el mejor seguro para tu coche, sino que lograrás ahorrarte tiempo y dinero.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...