Es hora de elegir la calefacción más adecuada a tu vivienda

En pleno otoño y a puertas del invierno debemos ir planeando como hacer de nuestra vivienda un hogar acogedor y cálido. Es hora de pensar en la mejor alternativa para conseguir la temperatura adecuada a nuestras necesidades.

Uno de los sistemas de calefacción más demandados por su eficiencia son los radiadores de agua que funcionan mediante una caldera para la que se puede utilizar varios tipos de combustible: gas natural, gas propano y gasóleo. La caldera de gas natural es la más utilizada en las ciudades por ser considerada rápida y asequible.

En cuanto a los radiadores, los de aluminio son los más solicitados porque se calientan en unos diez minutos y trasmiten de mejor manera el calor. Existen también radiadores de hierro fundido utilizados especialmente en viviendas en el campo.

Uno de los sistemas más valorados es la calefacción radiante, por obtener un gran confort al recibir el calor desde el suelo, aunque tiene la desventaja de requerir una buena inversión y no adaptarse a todo tipo de viviendas. Se trata de un sistema de calefactores bajo el suelo que de no plantearlo a la hora de hacer la vivienda conllevaría una importante obra para su instalación.

Con este tipo de calefacción la estética es máxima al no necesitar radiadores ni placas. Sin embargo el calentamiento es lento, necesitando 3 o 4 horas para alcanzar la temperatura ideal. Por ello es recomendada para uso diario pero no para uso esporádico como podría ser en casas de fin de semana.

Muy utilizados son también los sistemas de aire acondicionado con bomba de calor, bien mediante sistema centralizado con conductos repartidos por toda la casa sobre el techo y una única máquina que se coloca en el exterior o bien mediante un split para cada habitación con su máquina correspondiente. Este sistema utiliza la electricidad, lo que resulta algo más caro, pero tiene la ventaja de incorporar también climatización de aire acondicionado para el verano.

Los radiadores de aceite constituyen otra alternativa para calentar el hogar, pudiento colocar cada unidad en cualquier estancia que se desee calentar. El calor se mantiene en el aparato una vez desconectado, lo que nos permite desenchufarlo y seguir aprovechándolo.

También podemos utilizar emisores termoeléctricos, un sistema de calefacción menos solicitado, ya que se considera caro y poco eficaz aunque la ventaja es que su instalación es sencilla.

Pero sin duda la chimenea es la reina del calor, uno de los sistemas más agradables y confortables, además del más ecológico al conseguir calor de la combustión de la leña. Se trata de un método bastante utilizado en casas de campo, chalets y casas unifamiliares.

Si tu hogar cuenta con la temperatura adecuada será un hogar acogedor y si además cuentas con el mejor seguro de hogar ganarás en calidad de vida.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE HOGAR AHORA