¿Por qué el Seat Ibiza es uno de los coches que más pasa por el taller? Consejos para que no te deje tirado

3 minutos
  • Algunos de los modelos antiguos del Seat Ibiza son los que más van al taller, pero el motivo no tiene que ver con su fiabilidad
  • Revisar periódicamente las partes claves del coche puede ahorrar visitas innecesarias al mecánico

Seat IbizaSi te preguntan por una marca de coches seguro que la primera que se te viene a la cabeza es Seat. Es normal ya que este vehículo es el más vendido de España. En concreto, el Seat Ibiza es el modelo más popular desde los años 2000 hasta nuestros días. Su económico precio y las prestaciones que ofrece han hecho que este turismo se haya convertido en uno de los favoritos. De hecho, el Seat Ibiza es el segundo coche más vendido en el mercado de segunda mano, con 18.602 unidades comercializadas.

Sin embargo, esta popularidad convierte al Seat Ibiza en el coche de gasolina que más pasa por el taller. Los modelos que salieron al mercado entre el 2002 y el 2009 son los que más veces tienen que ser reparados. Solo les supera el Ford Focus y el Opel Astra H.

Uno de los motivos que hacen que este vehículo sea uno de los más vistos por los mecánicos es que tiene casi 20 años. Aunque si tienes el coche bien cuidado y has contratado un buen seguro para tu Seat Ibiza, puedes circular a pesar de esta edad, es cierto que a partir de los 10 años ya empieza a suponer un peligro para la seguridad. Para evitar más visitas al mecánico de las necesarias, debes tener en cuenta algunos factores.

Vigila la correa de distribución

Una de las piezas fundamentales de un coche es el motor. Debes estar muy atento a que todas las partes que lo componen funcionen correctamente, ya que si no el coste del arreglo puede ser una fortuna. E, incluso, puedes quedarte sin coche.

De todas estas piezas, la central es la correa de distribución. Circular con ella defectuosa o rota puede provocar daños inmediatos y graves en el vehículo y en el motor, que puede hasta romperse. Para que esto no suceda, debes revisar asiduamente que la correa de distribución esté en perfectas condiciones. Además, en caso de desgaste, debes sustituirla inmediatamente. En un taller oficial de Seat, el precio de esta pieza va desde los 400 euros hasta los 600.

Cambiar el aceite es prioritario

Si quieres que tu Seat Ibiza esté en perfecto estado debes estar muy pendiente de cambiar el aceite del coche. Esta es una de las operaciones de mantenimiento más importantes para este vehículo. Cumplir con los tiempos marcados por el fabricante te permite eliminar las impurezas acumuladas y alargar la vida del motor.

Sobre este tema, Seat asegura que este cambio mejora el rendimiento del motor, así como su protección sin importar las condiciones de conducción. Además, la compañía recomienda usar aceite Castrol EDGE para optimizar el rendimiento del motor de tu Seat Ibiza. Este aceite debe cambiarse, como mínimo, una vez al año. Aunque si utilizas mucho el coche en tu día a día, la sustitución debe hacerse entre los 15.000 y los 30.000 kilómetros. No te olvides de cambiar el filtro cuando sustituyas el aceite viejo por el nuevo, para evitar que se mezclen. El cambio de aceite y filtro es un mantenimiento relativamente barato para su importancia, ya que no suele sobrepasar los 80 o 100 euros.

Cuidado con las revoluciones

Como hemos visto, el cuidado del motor es crucial para poder alargar la vida del Seat Ibiza y no tener que pasar por el taller más veces de las necesarias. Además de cuidar todas las piezas que forman parte del motor, otro punto clave es la manera de conducir. No es conveniente superar las 4.500 revoluciones ya que el motor se fuerza y es más sencillo que pueda romper.

Sin embargo, tampoco es adecuado que un motor de gasolina, como es el caso del Seat Ibiza, gire a menos de 1.500 revoluciones por minuto, salvo si estamos circulando en primera o segunda. Circular a pocas vueltas puede generar desgaste en los cilindros, obstrucción en la válvula EGR o taponar el filtro antipartículas. Lo conveniente para no dañar el motor es girar entre las 3.000 y las 3.500 vueltas, pudiendo llegar hasta las 4.000 revoluciones.

Sustitución de los filtros de polvo y polen cada dos años

Otro de los puntos que alejan a tu coche del mecánico es mantener a raya los filtros de polvo, de polen y de aire. En concreto, se recomienda que cambies los filtros de polvo y polen del Seat Ibiza cada dos años. Cumplir con estos tiempos impide que se empañen los cristales, la conducción es mucho más placentera ya que se evitan los malos olores que se puedan producir y se reducen los síntomas alérgicos porque reduce la cantidad de polen que puede llegar a entrar en el vehículo. El precio de estos recambios es de unos 30 euros.

Por otro lado, está el filtro del aire. Seat recomienda cambiarlo cada 90.000 kilómetros o a los seis años. Este filtro ayuda especialmente a la potencia del motor y garantiza unos valores de combustión y consumo óptimos. El precio del cambio del filtro del aire del Seat Ibiza es de 35 euros.

Llevar los neumáticos con la presión correcta

Los neumáticos, junto con el motor, son una pieza indispensable de un coche. Es fundamental tener un control sobre su estado porque, además de poder sufrir un accidente, también provocan daños mecánicos si no los cuidas. Tan malo es llevar las ruedas con poca presión como con una excesiva.

En el caso de que los neumáticos hayan perdido presión, las gomas se desgastarán más por los laterales. Esto, además de hacerte perder agarre, hará que la rueda se separe de la llanta y sea más fácil que tengas un accidente. Por contraposición, si los neumáticos tienen una presión excesiva, además de problemas de agarre también traerá fallos en la mecánica. El sistema de suspensión se verá afectado, ya que no absorberá casi ninguna irregularidad del asfalto.