Consecuencias de dar positivo en la prueba de detección de drogas

La Dirección General de Tráfico intensifica sus controles de alcoholemia y drogas con la llegada del buen tiempo, consciente de que en los meses de verano aumentan las personas que se ponen al volante después de haber bebido o tomado sustancias psicoactivas.

Cuando los agentes de Tráfico paran a un conductor para que se someta a la prueba de control que determina si ha tomado alcohol o drogas le informan de la obligatoriedad de hacerlo, ya que negarse es delito.

La elección de los conductores que se someten a estas pruebas es aleatoria por parte de los agentes. Si el control es combinado (es decir, se mide el posible consumo de ambas sustancias) primero se realiza el control de alcoholemia y luego el de detección de drogas. Si tras realizar la primera prueba de alcoholemia el resultado es positivo, se abre un expediente al conductor por exceder la tasa permita de alcohol. Y si es negativo, pero el agente observa indicios o síntomas que indican que el conductor puede estar bajo la influencia de alguna sustancia psicoactiva, se realiza la segunda prueba que determina si ha sido consumida.

El agente toma una muestra de saliva que se introduce en un dispositivo. El resultado aparece en pocos minutos. Si es positivo, se le repite la prueba y se envía al laboratorio para su posterior análisis. El conductor puede solicitar una prueba de contraste en sangre.

La multa por conducir bajo los efectos de drogas es de 500 euros y retirada de seis puntos del carné. Si presenta sintomatología de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas, será puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.

La seguridad al volante siempre es importante, como también lo es contar con un buen seguro de coche. Con el comparador de seguros de coche de Rastreator.com encontrará lo que busca cómoda y rápidamente.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...