Qué hacer cuando terminas de pagar la hipoteca

3 minutos
  • Cancelar la hipoteca no es obligatorio pero sí recomendable, porque así la casa queda libre de cargas y podrás venderla o incluso pedir una nueva hipoteca
  • Si decides no cancelar la hipoteca, la vivienda aparecerá como hipotecada en el Registro de la Propiedad, aunque la deuda con el banco haya sido solventada

tramites cuando terminas pagar hipotecaSi has acabado de pagar la hipoteca o estás a punto de hacerlo seguro que sientes una sensación de alivio imposible de explicar. Se terminaron las cuotas que pagabas mensualmente y los dolores de cabeza. Sin embargo, es mejor que no te precipites a olvidarte de la hipoteca, porque los trámites aún no han acabado.

Y es que hay muchas personas que creen que cuando terminan de pagar la hipoteca concluye todo el proceso, pero en realidad tienes que realizar un trámite más: cancelar la hipoteca. Si eres de esos que ni siquiera sabían que había que cancelar la hipoteca, o si lo sabes pero no tienes ni idea de por dónde empezar, en Rastreator te contamos todo lo que necesitas saber para hacer esta gestión.

¿Es obligatorio cancelar la hipoteca?

Definitivamente no, cancelar la hipoteca no es obligatorio. Sin embargo, es totalmente recomendable dado que al cancelarla la vivienda queda libre de cargas y se podrá vender o incluso pedir una nueva hipoteca sobre ella sin ningún tipo de problema.

Si decides no cancelar la hipoteca, la vivienda aparecerá como hipotecada en el Registro de la Propiedad, aunque la deuda con el banco haya sido solventada. Después de 20 años tras el pago completo de la hipoteca se puede solicitar una instancia privada en el Registro de la Propiedad donde se solicite la cancelación de esta por caducidad.

¿Cómo puedo cancelar la hipoteca?

Existen varias formas de cancelar una hipoteca y dependiendo de la que elijas el coste será menor o mayor. Por un lado, se puede gestionar a través del banco. Tan solo tendrás que acudir a la entidad financiera y solicitar formalmente la cancelación de la hipoteca. El banco se encargará de ejecutar todos los trámites y, aunque es una opción fácil y cómoda, se requiere una previsión de fondos de unos 1.000 euros, por lo que también es una opción bastante costosa. Cuando el banco realice todos los trámites te entregará la escritura de cancelación del préstamo y una nota simple del Registro de la Propiedad donde se registra que el inmueble está libre de cargas.

Por otro lado, otra opción bastante más económica es contratar a un gestor externo para que ejecute la cancelación de la hipoteca. La gestoría se encargará de realizar los trámites oportunos y el coste será de unos 500 euros. Esta opción es mucho más rentable y además sigue estando en manos de un profesional por lo que no te verás envuelto en un sinfín de papeleos.

Y, por último, tienes la opción de hacerlo tú mismo. Sin embargo, esta opción es más arriesgada y bastante truculenta pues tendrás que cargar con todas las gestiones. Además, el ahorro no es demasiado significativo, ya que debes correr con diversos gastos como los derivados de la notaría o el Registro.

Trámites necesarios para solicitar tú mismo la cancelación de la hipoteca

Si optas por cancelar tú mismo la hipoteca tendrás que realizar varias gestiones. En primer lugar, debes solicitar al banco un certificado de deuda cero en el que se certifique que la hipoteca está completamente pagada.

En segundo lugar, tendrás que acudir a un notario para solicitar una escritura pública de cancelación de la hipoteca. Asimismo, se requiere completar el formulario 600 en la oficina de la Agencia Tributaria de manera presencial o bien de forma telemática si cuentas con el certificado digital correspondiente.

Por último, deberás acudir al Registro de la Propiedad que corresponda al código postal de la vivienda en cuestión y entregar toda la documentación. Cuando se aprueben todos los trámites tendrás que solicitar una nota simple en la que figure que el inmueble no presenta cargas.

¿Qué ocurre después de solicitar la cancelación de la hipoteca?

Una vez cancelada la hipoteca podrás vender la propiedad o pedir una nueva hipoteca sobre ella en cualquier momento. Recuerda que realizar la gestión de cancelar la hipoteca es absolutamente necesaria si quieres proceder a la venta del inmueble pues esta documentación es una condición para la venta.

En resumen, si bien no es obligatorio cancelar la hipoteca es una gestión muy recomendable pues, aunque puede que en este momento no la necesites, es un trámite que se suele dilatar bastante y que es necesario en caso de venta u otras acciones correspondientes a la vivienda. De la misma manera, si no se actualiza la información y se procede a dicha cancelación la vivienda seguirá como hipotecada en el Registro de la Propiedad.