¿Sabías que un coche eléctrico puede contaminar el doble que otro convencional?

Los coches eléctricos pueden llegar a contaminar el doble que los vehículos convencionales de combustión según un estudio reciente de la Universidad noruega de Ciencia y Tecnología. Los principales datos del informe han sido publicados por la revista científica Journal of Industrial Ecology. Entre otras cosas, el estudio dice que la “toxicidad” del proceso de producción de los primeros puede llegar a duplicar los niveles de contaminación de los segundos. El trabajo sostiene que los coches movidos por electricidad “son contraproducentes” si ésta se sigue generando a través de combustibles fósiles en lugar de fuentes renovables.

Parte de ese impacto medioambiental surge, por ejemplo, de la producción de baterías y motores eléctricos, que requiere de la explotación de minerales tóxicos como níquel, cobre o aluminio. Ello lleva a que de su fabricación se desprendan efectos perjudiciales tales como lluvia ácida, sobreexplotación de combustibles fósiles y contaminación de ecosistemas.

Con todo y con esto, el estudio dice que en Europa el efecto contaminante de los coches eléctricos es menor que en otros territorios como, por ejemplo, EEUU, debido a la menor dependencia del carbón o el petróleo a la hora de generar electricidad en el Viejo Continente.

Un informe para toda Europa de Greenpeace, Amigos de la Tierra y Transport&Environment alertaba de que, si la electricidad de un coche eléctrico procede de una planta de carbón, se habrá generado tanto CO2 o incluso más que los 184 gramos por kilómetro emitidos de media en Europa por un automóvil de pasajeros de gasolina (según los ecologistas, 160 g/km en emisiones directas salidas del tubo de escape y el resto, emisiones indirectas causadas por la producción y el refino del petróleo).

La buena noticia es que la legislación europea establece que en el año 2020 al menos un 40% de la producción eléctrica debe provenir de fuentes renovables y, entonces, las emisiones de un coche eléctrico se situarían en algo más de 3 kilogramos de CO2 por cada 100 km (30 gramos por kilómetro), una quinta parte de las emisiones de un vehículo de gasolina actual.

Eléctrico o con motor de combustión, un coche siempre tendrá cuatro ruedas y te conducirá velozmente allá donde quieras ir. Recuerda que al volante siempre se está expuesto a riesgos, de ahí que tu seguro de coche siempre ha de ser el más conveniente. Puedes contratar tu seguro en Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...