Podología en el seguro de salud

3 minutos
  • Debes revisar las condiciones de tu póliza para saber si tu aseguradora establece un límite máximo de sesiones al año
  • La eliminación de callos, durezas y uñas encarnadas son algunos de los tratamientos más frecuentes

Podología seguro de saludSeguro que visitas periódicamente al médico para prevenir cualquier problema de salud y para tratar alguna dolencia, o acudes al dentista para que un especialista revise tus dientes y cuidar tu higiene bucodental. Pero, ¿haces lo mismo con tus pies?

Por lo general, el cuidado de los pies suele quedarse en el olvido y solo te empieza a preocupar cuando notas alguna molestia al pisar. También se cree que solo necesitan ir al podólogo las personas que practican deporte de manera habitual y quieren prevenir o tratar lesiones. Sin embargo, debes saber que la salud podal es muy importante para la prevención de enfermedades que afectan tanto al pie como al resto del cuerpo.

La podología es la especialidad médica que se encarga del estudio y tratamiento de las afecciones de los pies. Algunas de las patologías más comunes que se pueden curar o prevenir con la ayuda de un podólogo son las infecciones por hongos, el pie de atleta, durezas, callos, uñas encarnadas o verrugas. Además, la aparición de síntomas en los pies, como el hormigueo o dolor, puede darte pistas sobre otras enfermedades que puedes padecer, como la diabetes.

¿La podología está incluida en el seguro de salud?

A la hora de contratar un seguro de salud, es habitual fijarse primero en otras coberturas como la odontología, pero conviene no descuidar otras especialidades que podamos necesitar en el futuro. La podología suele estar incluida en todos los seguros de salud como una especialidad médica. Ahora bien, es importante que revises las condiciones de tu contrato para saber si la póliza recoge algún límite.

Como norma general, tu seguro de salud cubrirá las consultas en el podólogo y los tratamientos de quiropodia, como la eliminación de callos, durezas, uñas encarnadas e hidratación de la piel. También puedes acudir al podólogo para cuidar el estado de tus pies, ya que en la mayoría de las aseguradoras se incluye el pulido e hidratación de los talones para eliminar pieles muertas y el corte de uñas.

En función de la aseguradora, tendrás que esperar un periodo de carencia o solo podrás disfrutar de un número máximo de sesiones al año. Por ejemplo, en Adeslas puedes pedir una consulta con el podólogo desde el primer día, pero tienes un límite de 12 sesiones al año. En otras compañías, como Fiatc, Sanitas o Aegon, el límite son 6 sesiones por cada anualidad de seguro.

Podología infantil

Los niños también corren el riesgo de padecer alguna patología relacionada con los pies. Los pequeños son propensos a sufrir alguna deformidad en los pies durante la etapa de crecimiento, como el pie plano o cavo. Para el diagnóstico y tratamiento de estas complicaciones se suele realizar un estudio biomecánico de la pisada para analizar cómo se comportan determinadas partes del cuerpo tanto en estático como en movimiento. Este tipo de estudios también se utiliza en la podología deportiva y suele estar incluido en la mayoría de seguros de salud, aunque con algunas limitaciones.

Podología deportiva

La podología deportiva no está reservada únicamente para los deportistas de alto rendimiento. Si realizas alguna actividad física de manera habitual, esta rama de la podología puede ayudarte a prevenir lesiones y mejorar tu rendimiento. Con el estudio biomecánico de la marcha se pueden corregir desajustes en tu manera de pisar que pueden provocar lesiones o dolencias a largo plazo.

Estos estudios no suelen ser excesivamente caros, pero habría que añadirle el diseño y fabricación de plantillas personalizadas si fuera necesario. Sin embargo, si cuentas con un seguro de salud obtendrás descuentos exclusivos para acceder a esta especialidad.

En este punto destaca la cobertura de Asisa, que incluye el estudio biomecánico de la marcha si es por prescripción de un especialista de cirugía ortopédica y traumatología de la propia aseguradora.

¿Cuál es el mejor seguro de salud con especialidad de podología?

Entidad Podología general Sesiones y carencia Estudio biomecánico de la marcha
Adeslas Tratamientos de quiropodia Máximo de 12 sesiones
al año
Descuento en más de 100 clínicas
de Podoactiva
DKV Sesiones de quiropodia y cirugía
de la uña encarnada y los papilomas plantares
Carencia de seis meses Descuento en una red concertada de centros especializados
AXA Podología en consultorio Descuentos en centros concertados
FIATC Podología en consultorio Máximo de 6 sesiones
al año
Descuentos en centros concertados
Sanitas Tratamientos de quiropodia Máximo de 6 sesiones
al año
Precios exclusivos
en los Centros Bienestar de Sanitas
AEGON Podología Máximo de 6 sesiones
al año por asegurado
Descuentos en centros concertados
Mapfre Tratamiento de patologías del pie
y de las uñas
Descuentos en centros concertados
Asisa Tratamientos de quiropodia
en consulta
Máximo de 6 sesiones
al año
Incluye el estudio previa prescripción
por un especialista de la entidad

Para elegir el mejor seguro de salud debes tener en cuenta todas tus necesidades médicas. Si consideras que la especialidad de podología puede ser determinante a la hora de elegir una póliza u otra, debes saber que no existen grandes diferencias entre las aseguradoras más allá del límite en el número de sesiones anuales. También tienes que tener en cuenta el motivo por el que necesitas ir al podólogo, ya que no es lo mismo acudir al especialista para eliminar callos y durezas que para prevenir lesiones articulares y mejorar el rendimiento deportivo.

En el comparador de seguros de salud de Rastreator puedes ver las ofertas y condiciones de las principales aseguradoras y analizar todas las coberturas para tomar la mejor decisión. Además, si tienes cualquier duda, nuestros expertos resolverán todas tus preguntas y te ayudarán a encontrar la póliza que realmente necesitas.