Seguros de Coche para jóvenes

Son muchos los jóvenes que deciden sacarse el carnet de conducir recién cumplidos los 18 años. Una vez obtenido el permiso toca comprar un coche o que te dejen uno para poder disfrutar de la carretera. Sin embargo, la historia no acaba ahí, antes de hacerlo hay que contratar un seguro de Coche o bien que te incluyan en la póliza del que vas a utilizar si ya tiene uno contratado. La búsqueda de un seguro para una persona menor de 25 años a buen precio puede resultar una tarea complicada, sin embargo, se trata de un requisito legal de obligatorio cumplimiento para poder circular por el territorio español.

La obligación de contratar un seguro de Coche

Sea cual sea la edad que tengas necesitas contratar, como mínimo, el seguro obligatorio. Un deber que tienen todos los vehículos “idóneos para circular por la superficie terrestre e impulsados a motor”, según el Reglamento del seguro obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor.

No disponer de esta póliza puede acarrearte una multa considerable además de la inmovilización del vehículo, por lo que no te la juegues y contrátalo antes de ponerte al volante. El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria se conoce comúnmente como “seguro obligatorio”, S.O.A., o “seguro a Terceros”.

¿Qué cubre exactamente el seguro a Terceros?

El seguro obligatorio cubre únicamente los daños que un vehículo ocasione a un tercero cuando el conductor esté incluido en la póliza. Es decir, que si eres culpable de un accidente donde se hayan producido daños materiales o personales y tu seguro es únicamente el obligatorio, la aseguradora se hará responsable de los gastos derivados de los daños producidos a otros pero no los daños propios. Y esto siempre y cuando el conductor esté incluido en la póliza.

¿Están las aseguradoras obligadas a asegurarte?

Como hemos visto, debes contratar un seguro de Coche para poder circular, sin embargo, las aseguradoras no tienen ninguna obligación de asegurarte. Las compañías pueden ponerte trabas debido a que al ser menor de 25 años el riesgo que adquieren si contratas una póliza con ellos es mayor. Tu corta experiencia y edad, o bien el vehículo concreto que quieras asegurar (si compras uno con mucha cilindrada) puede ser un impedimento para que te “abran sus puertas” como nuevo cliente. Tanto es así que mientras que algunas sí contemplan la posibilidad de que con 18 años puedas ser tomador del seguro, otras requieren una edad mínima de 21 o incluso 25 años.

En el caso más extremo es posible que ninguna compañía quiera asegurarte, y dado que necesitas un seguro para circular, deberás optar por otras vías.

¿Nadie te asegura? Acude al Consorcio de Compensación de Seguros

Existe una Entidad Pública, denominada Consorcio de Compensación de Seguros, que se encarga de acoger a todos aquellos que no son admitidos en ninguna aseguradora privada. Ahora bien, para que el Consorcio te cubra deberás acreditar que has solicitado al menos a 2 entidades que te aseguren, y que has sido rechazado por ambas.Este seguro de “emergencia” está regulado por el Artículo 5 del Reglamento del seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor, que dice textualmente que el organismo “aceptará la contratación del riesgo cuando no hayan sido aceptadas o hayan sido rechazadas 2 solicitudes de seguro obligatorio por 2 entidades aseguradoras, salvo que el riesgo fuera aceptado por otra u otras aseguradoras a petición del Consorcio de Compensación de Seguros”.

El Consorcio no ofrece las mismas coberturas que una aseguradora privada, puesto que solamente te brinda el seguro Obligatorio con las coberturas mínimas imprescindibles. De modo que si te roban el vehículo, se rompen las lunas, pierdes los puntos del carnet de conducir o llegaras a sufrir daños en un accidente con el auto, entre otras cosas, no se responsabilizaría.

Precios caros para jóvenes

El motivo de que las compañías encarezcan los precios del seguro de Coche para las personas jóvenes y nóveles es que formáis parte de un colectivo con mayor índice de siniestralidad. La prima del seguro se fija dependiendo del perfil del conductor y del coche. Por eso, si eres menor de 25 años obtendrás un precio más elevado que si fueras mayor. Es posible que tu profesor de la autoescuela te dijera que conducías muy bien, pero hay que reconocer que es más probable que tengas un accidente a que lo tenga una persona que lleva años conduciendo. En esto de conducir “la experiencia es un grado”, y los jóvenes, junto con los que no tienen experiencia, tienen un mayor índice de siniestralidad no sólo por la falta de práctica sino también por la imprudencia asociada a los primeros años en los que una persona se pone al volante.

Factores que encarecen el seguro de Coche

Las aseguradoras fijan las primas dependiendo de varios factores, pero 2 de ellos son fundamentales y se refieren al conductor:

  • Edad
  • Antigüedad de su carné de conducir

Las estadísticas indican que la poca edad y la falta de antigüedad suponen un alto riesgo de sufrir un siniestro, lo que hará que o bien te cueste más de lo normal contratar un seguro de Coche o que no te acepten en su cartera de clientes.

Según un estudio de Fundación Mutua Madrileña sobre las tendencias de siniestralidad y la gravedad de las lesiones originadas en los accidentes de tráfico de los que tienen entre 18 y 25 años, cada año se producen 320.000 accidentes causados por ellos. En los últimos años el número de siniestros ocasionados por las personas de esa franja ha disminuido, aunque por ahora las aseguradoras no lo reflejan en sus precios.

Además, proporcionalmente son más los varones que producen accidentes que las mujeres, sin embargo seas del sexo que seas no habrá diferencias en cuanto a la prima que tendrás que pagar, porque desde diciembre del 2012 existe una normativa del Tribunal de Justicia Europeo que prohíbe hacer dicha distinción. De modo que las aseguradoras ya no utilizan el criterio del sexo en el cálculo del precio de las primas, y sólo pueden hacerlo en el caso de que los datos actuariales y estadísticos indiquen que se trata de un factor importante a la hora de evaluar el riesgo del conductor.

Falta de percepción del riesgo

Las aseguradoras siguen una premisa en la fijación de sus primas: cuanto más joven seas más probabilidad existe de que origines un accidente. A medida que aumentas de edad, los ratios de siniestralidad disminuyen debido a que tu percepción del riesgo, en general, va siendo mayor. Si adoptas conductas imprudentes y tienes un exceso de confianza minarás tu capacidad de respuesta ante las situaciones imprevistas de la circulación, pero si le demuestras a tu aseguradora que eres un buen conductor podrías obtener un mejor precio a la hora de renovarlo, aunque en la primera contratación obtengas un precio muy alto.

Seguro de Coche para conductores sin experiencia

Las aseguradoras que comercializan este tipo de pólizas no sólo ofrecen precios elevados a los menores de 26 años, sino también a los novatos. Es decir, independientemente de la edad, aquellos conductores con menos de 2 años de carnet también sufren el encarecimiento de su seguro de Coche. Así se produce una relación lógica, los que tienen más antigüedad como conductores pagan menos que los novatos. Y si juntas las 2 cosas la conclusión es sencilla: si eres joven y novel te será más complicado encontrar un seguro, y al obtenerlo el precio será notablemente más elevado.

¿Poni o manada de caballos?

Acéptalo, no se nace aprendido, por lo que no vas a conducir como todo un experto desde el primer día, sencillamente porque no te ha dado tiempo a convertirte en uno. ¿Te encanta la velocidad y quieres sentir la potencia en tus pies? La unión de la inexperiencia y la velocidad puede jugarte una mala pasada y terminar en un siniestro, con la consecuente subida del precio de tu seguro en la próxima renovación. Además, si tu coche tiene muchos caballos el precio de tu seguro lo notará (independientemente de que seas joven o no). Es decir, cuanta más cilindrada tiene tu coche más caro es el seguro, un sobrecoste que se añade al que tienes de por sí por ser un nuevo conductor.

Unos conductores son más hábiles y otros más torpes, sin embargo, las estadísticas mandan en cuanto a los precios, de modo que cuando te compres el primer coche, sea nuevo o de segunda mano, no te lances a un “superdeportivo” o a un gran coche si no quieres pagar demasiado en tu seguro de Coche. Si para los primeros años optas por un vehículo común y demuestras que eres buen conductor no teniendo siniestros tu aseguradora te concederá bonificaciones que abaratarán la póliza a la vez que vas consiguiendo antigüedad. Tras unos años podrás asegurar un gran coche a tu nombre sin que se te haga un gran agujero en el bolsillo.

¿Seguro a Todo Riesgo, a Terceros…?

Si eres joven y buscas un seguro de Coche debes tener en cuenta que el tipo de seguro que elijas también influirá en la cuantía de la prima. Podrás elegir entre todas las modalidades: a Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo o Todo Riesgo con franquicia.

Para hacerlo deberás analizar qué necesidades vas a tener con tu vehículo y adaptar a ellas las coberturas:

  • Si quieres que tu seguro te cubra todos los percances que puedan surgirte, el seguro a Todo Riesgo puede ser una buena opción, aunque debes tener en cuenta que estas pólizas son siempre más caras debido a que contemplan muchas más coberturas. A su mayor coste debes sumarle que a ti te van a ofrecer un precio todavía más alto debido a que eres joven.
  • Otra opción es contratar un seguro Todo Riesgo con franquicia. Este tipo de seguro te conviene si tu coche es nuevo o de mucho valor y quieres que tenga un precio más económico. No cubrirá automáticamente todos los daños que ocasiones con él, pues para los Daños Propios, entre otros, tendrás una franquicia.
  • Por otro lado, un seguro a Terceros es el más económico, por lo que aun teniendo en cuenta los sobrecostes por querer un seguro de Coche para una persona joven obtendrás un buen precio, dentro de lo posible. Si deseas incluir rotura de lunas, incendio o robo, entre otras coberturas, puedes optar por un seguro a Terceros Ampliado.

¿Te conviene ser segundo conductor para pagar menos por el seguro?

Una práctica comúnmente conocida es que cuando, por ejemplo, el hijo se saca el carné de conducir y se compra un coche en el seguro que se contrata no aparece éste como tomador, aunque en realidad vaya a ser el único que utilice el vehículo. Algunos conductores jóvenes contratan su seguro de Coche como conductores ocasionales para que las aseguradoras valoren la antigüedad del titular, un familiar por ejemplo, y sus años de carné. Sin embargo, debes tener en cuenta que aunque en principio pueda parecer la mejor opción porque te ayuda a conseguir un precio mucho más económico a la larga puede ser la peor.

Si desde que te sacas el carné a los 18 años hasta que cumplas los 26 permaneces como conductor ocasional y no como tomador del seguro, cuando vayas a contratar uno poniéndote como titular comenzarás desde 0. Es decir, no tendrás antigüedad. Mientras que si comienzas como tomador cuando cumplas dicha edad ya tendrás 8 años de antigüedad y un mejor precio. Es posible que el primer año te dé la sensación de que estás pagando “la inocentada”, pero a la larga te saldrá rentable, y si poco a poco le demuestras a tu aseguradora que no tienes siniestros te irán bajando el precio.

¿Qué pasa si no es tu propio coche?

Más del 80% de los conductores de entre 18 y 25 años registrados en las pólizas de seguros no son propietarios del vehículo que conducen habitualmente, según el estudio de Fundación Mutua Madrileña. Si vas a conducir cada día debes tener un seguro que te cubra, pero ¿qué pasa si no es tu coche y simplemente vas a conducir un par de días a la semana el de tus padres? Independientemente de que sea tuyo o de algún familiar o amigo debes estar cubierto por el seguro del coche que vas a conducir. Por ello, en este caso lo mejor es que llames a la aseguradora y comuniques que vas a ser el segundo conductor del vehículo. De este modo estarás cubierto frente a cualquier siniestro y podrás conducir tranquilo.

Consejos para encontrar el mejor seguro de Coche para jóvenes

Como hemos visto, y podrás comprobar tú mismo si llamas a unas cuantas aseguradoras, los jóvenes os encontráis con muchas barreras a la hora de contratar un seguro de Coche. Desde el inicio, la búsqueda es difícil, ya que no todas las aseguradoras te abrirán las puertas para asegurar tus riesgos. Pero una vez que encuentres alguna que sí lo haga verás como el precio es de vértigo comparado con el que obtienen los que ya tienen más años tanto en su carné de conducir (experiencia), como en el de identidad (más de 26 años). Sin embargo, dentro de los precios altos es posible conseguir reducirlo. Te damos unos consejos para que obtengas un seguro de coche barato para jóvenes sin renunciar a coberturas necesarias.

  • Los jóvenes de entre 18 y 25 años conducen vehículos bastante nuevos, ya que el 54% de estos coches tiene menos de 5 años, según Mutua Madrileña. Si además sumas a la edad el sexo, los hombres suelen optar por los turismos compactos, que son más caros y potentes, mientras que las mujeres se decantan por los utilitarios. Teniendo en cuenta este factor es posible que una mujer de esa franja de edad obtenga un mejor precio para su seguro de Coche, pero no se deberá a su género, si no al auto elegido. El precio de la póliza de un vehículo depende del conductor, pero también de cuál sea el coche. Dado que un coche nuevo, con mucha equipación y potencia es más caro de asegurar, para tus primeros años de carné es recomendable optar por uno más “básico”. Debido a que no tienes experiencia no vas a poder optar a que te rebajen el precio por ser buen conductor, por lo que de los 2 factores que influyen deberás “jugar” con el del vehículo.
  • Al comprar el coche presta atención a la potencia que tiene. Que una persona joven conduzca un coche de mucha potencia aumenta el riesgo de siniestro, según las estadísticas, por lo que puede ser un factor determinante para que las aseguradoras te rechacen o te ofrezcan precios prohibitivos. La falta de experiencia hace que tus reflejos no estén al 100% y que en el caso de una eventualidad puedas no saber cómo actuar, tenlo en cuenta a la hora de comprar un coche, sea nuevo o de segunda mano. Por seguridad no vas a poder aprovechar totalmente la potencia que te ofrece tu vehículo, por lo que si optas por un coche con menos caballos podrás disfrutar de la carretera igualmente y disminuir la prima que pagarás por el seguro de Coche.
  • Si el coche elegido es diesel o gasolina también influye en el precio. El gasto en combustible, mantenimiento y precio de comprar un vehículo de un motor u otro puede ser determinante a la hora de que elijas entre uno u otro, pero también influye directamente en el seguro. Normalmente asegurar un coche diesel es algo más caro que si es de gasolina, aunque depende de la aseguradora.
  • No te andes con tonterías y espera a tunear el coche unos años, puede subirte el precio aún más.
  • Si eres buen o mal conductor se refleja en la prima que pagas, por lo que durante el primer año demuestra a tu aseguradora que no tienes siniestros y en la renovación te rebajarán la prima con bonificaciones.
  • Opta por seguros de Coche específicos para jóvenes. Algunas aseguradoras, como Generali y Mapfre, ofrecen a los jóvenes de entre 18 y 30 años la opción de contratar productos de “pago como conduzco“. Se trata de un seguro de Coche para jóvenes que ofrece pagar una prima en función de la responsabilidad que muestres frente al volante. Te realizan un presupuesto personalizado según la forma de conducir que tengas. La aseguradora instala en tu coche un dispositivo que controla diversas variables de la conducción, como el camino que recorres, la velocidad, el tiempo que lo usas y los incidentes que puedas tener. Si muestras un buen comportamiento te premiarán con bonificaciones y ajustarán el precio de la póliza a tus características concretas. Estos productos pueden ayudarte a ahorrar, pero cuidado, si no eres un conductor responsable puedes salir perdiendo.
  • Cuándo usas el vehículo también influye. Si no lo utilizas durante el fin de semana y descansa en el garaje pueden hacerte descuentos.
  • Contrata seguros con franquicias. La forma más directa de rebajar tu prima es contratar con franquicia. Te harás cargo de parte de los gastos si provocas un siniestro, pero si eres un buen conductor podrás obtener un precio competitivo para que la alta prima por ser joven no se note tanto.
  • También puedes acogerte a ofertas de las aseguradoras en las que si contratas más de un seguro te hacen descuentos interesantes.

Compara seguros de Coche antes de elegir

Obtener un seguro de Coche barato con las coberturas que necesitas siendo joven es difícil, sin embargo, si comparas puedes obtenerlo. Para encontrarlo necesitarás pedir presupuesto a todas las aseguradoras, y con Rastreator.com este proceso se vuelve más sencillo. Si comparas seguros de Coche con Rastreator podrás contrastar pólizas según su precio, condiciones y coberturas, así podrás elegir en sólo un vistazo.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Rastreator