Seguros de Coche

Ahorra en sólo 3 minutos hasta el 50% en el seguro de tu coche

COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Cómo encontrar un seguro de coche barato?

  • Encontrar un seguro de coche barato depende de la suma de muchos factores relacionados con el tipo de póliza elegida, las características del vehículo y el perfil del conductor
  • En caso de que ninguna compañía quiera asegurar a un usuario, éste tendrá que acudir al Consorcio de Compensación de Seguros

Según recoge el informe de Índice de Precios del Seguro del Automóvil realizado por Rastreator.com, en diciembre de 2017 se registró la prima histórica más baja de un seguro de Coche para todas las modalidades. De esta forma, las coberturas experimentan decrecimientos en sus precios, especialmente las de Todo Riesgo con Franquicia (-13,1%) y Terceros Ampliado (-11,6%), que son las que sufren una contracción más pronunciada. Por su parte, Terceros Básico registra un ajuste a la baja del -9,3% y Todo Riesgo sin Franquicia del -9%. La prima media global se ve reducida en un -9,6%.

Encontrar un seguro de Coche barato sin sacrificar coberturas es una tarea en la que todo propietario de un vehículo se ha visto alguna vez. Y es que aunque el coste es muy importante, también lo es estar protegido ante cualquier imprevisto. Partiendo de la premisa de que lo más caro no siempre es lo mejor, te daremos algunas claves para que, en la medida de lo posible, puedas conseguir el precio más barato para tu seguro de coche.

Tipos de seguros

Lo primero que hay que tener claro es qué seguro se necesita ya que dependiendo de esto el importe va a variar bastante. En el mercado español existen ahora mismo cuatro tipos: a Terceros, a Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia. El nivel de protección entre ellos varía bastante y los precios, también. Por tanto, es importante valorar cuáles son las coberturas imprescindibles para que, en caso de siniestro, no haya sorpresas.

A Terceros

Es una póliza destinada a cubrir los daños ocasionados a terceros en un accidente en el que el coche asegurado es el responsable. Se trata del seguro más básico que incluye entre sus coberturas la Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria, la Defensa Jurídica y una cobertura de aquellos deterioros que pueda sufrir el asegurado.

Terceros Ampliado

Incluye las mismas coberturas que el seguro a Terceros, aunque en este caso se complementa con otras garantías atractivas para el usuario. Éstas suelen ser la protección de daños producidos en las lunas del vehículo, así como los provocados por el incendio del automóvil, además del supuesto de robo de coche.

Todo Riesgo

Esta póliza recoge todas las coberturas ofrecidas por las dos anteriores y suma los daños propios, es decir, todos aquellos que se produzcan en el vehículo del asegurado y que hayan sido ocasionados por su culpa. Es la forma más completa de tener protegido el vehículo, aunque también la más cara.

Todo Riesgo con Franquicia

es prácticamente idéntico al anterior, pero con la diferencia de que éste incluye una franquicia que corre a cargo del asegurado y que se aplica a la cobertura de daños propios.

Una vez que se ha decidido qué póliza es la que más conviene contratar, el siguiente paso es aportar los datos del coche y del conductor a la aseguradora para que ésta pueda hacer un estudio previo, que servirá como referencia para ofrecer el presupuesto. Por ello, es posible que el mismo vehículo en manos de un conductor diferente tenga una prima distinta. Son datos muy importantes ya que la aseguradora tiene que evaluar el nivel de riesgo que corre asegurando a alguien.

Características del vehículo que influyen en el precio

Los datos y particularidades del coche son muy importantes para las aseguradoras, de tal forma que el precio variará en función de ambos. Estas son las características correspondientes al vehículo que tienen en cuenta las compañías a la hora de establecer las primas:

  • Marca y modelo: el seguro de Coche depende, en gran medida, del valor de la marca. Las pólizas para automóviles de modelos caros cuestan más que las que son para vehículos más económicos. Un coche de lujo cuesta mucho más asegurarlo que uno de gama media.
  • Potencia: los coches baratos suelen tener poca potencia por lo que la probabilidad de que sufran un accidente grave es menor. De ahí que su seguro sea económico y viceversa.
  • Tipo de combustible: Diesel, gasolina, híbrido, eléctrico… son muchas las variedades que se encuentran hoy en día en el mercado, y aunque parezca no tener importancia, las aseguradoras sí lo tienen en cuenta a la hora de calcular el presupuesto.
  • Accesorios y acabado: los extras hacen aumentar la prima ya que crece la probabilidad de que se estropee algún accesorio y haya que repararlo. Por su parte, los coches baratos no suelen traer tantos extras como los más caros, esa es una de las razones que justifican la diferencia de precio entre vehículos de la misma marca. Los automóviles que no superan los 10.000 euros no suelen incluir muchos accesorios o extras de serie por lo que asegurarlos no resulta demasiado caro.
  • Antigüedad: esta es una característica que puede tenerse en cuenta a medida que pasa el tiempo. Cuanta más antigüedad tiene el vehículo más desaconsejable es un seguro a Todo Riesgo y más recomendable una póliza a Terceros, siendo éste el principal motivo a la hora de decantarse entre uno u otro. Esta premisa se aplica a la perfección en los coches baratos, mientras que carece de relevancia en los caros.
  • Comunidad Autónoma: el precio de asegurar un coche varía dependiendo de la zona geográfica. Ceuta, Melilla, Cantabria, Galicia y Asturias son las regiones con las primas más elevadas mientras que Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha son las zonas en las que se encuentran los precios más bajos. Estas variaciones entre unos lugares y otros se deben a que en el norte de España hay más siniestralidad debido al mal tiempo y a la existencia de un mayor número de desplazamientos por carreteras secundarias.
  • Aparcamiento: dado que la probabilidad de un siniestro aumenta cuando el coche está aparcado en la calle, este también es un punto importante ya que hará que suba el precio de la póliza. En caso contrario, es decir, cuando un vehículo duerme en un garaje, la prima será más baja.

El perfil del conductor

El siguiente punto que las aseguradoras tienen en cuenta para preparar un presupuesto es el tipo de conductor que va a pilotar el vehículo. Y es que en España las pólizas de auto no son nominativas, es decir, el conductor y el titular de la misma no tienen que ser la misma persona. Por tanto, los datos importantes son, especialmente, los de aquel que va a manejar el vehículo.

  • Años de experiencia: cuantos más años de experiencia tenga, mayor soltura al volante habrá conseguido y, por tanto, menor riesgo de accidente.
  • Edad: este factor es muy importante para las aseguradoras ya que cuanto mayor sea el conductor, mejor será el precio. De hecho, hay pólizas especiales para menores de 25 años para que proteger a un novel no sea excesivamente caro.
  • Profesión: las compañías consideran que algunos trabajos son más peligrosos que otros y, por tanto, las probabilidades de sufrir un accidente son más altas. De esta forma, si a la hora de preparar el presupuesto, la aseguradora considera que la profesión del conductor puede suponer un riesgo mayor, automáticamente el coste se encarecerá.
  • Estado civil: estar casado o tener responsabilidades familiares suele tener un reflejo en el cambio del estilo de la conducción, volviéndose más calmado y responsable. Es por ello que las compañías valoran positivamente el estado civil del conductor y el número de hijos, algo que afecta directamente a la prima.
  • Historial siniestral: este es uno de los puntos más importantes ya que si el conductor ha tenido un largo historial de accidentes al volante, el precio de la prima será más alto e, incluso, es posible que algunas compañías se nieguen a asegurarle, dado el riesgo que supone cubrir a un conductor así.

Si una vez recopilados todos los datos necesarios, ninguna aseguradora quiere hacerse cargo de proteger a un cliente, hay una alternativa para este tipo de conductores: el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Llegado a este punto en el que nadie le asegura, el usuario puede acudir a este organismo encargado de protegerle e indemnizarle, siempre y cuando exista una póliza de seguros con recargo al Consorcio pero en la que no esté incluida la cobertura de esos daños.

Comparar seguros de Coche

El principal objetivo de todos los usuarios a la hora de encontrar un seguro de Coche es el de ahorrar dinero y, a la vez, no tener riesgos innecesarios. Por ello, pese a querer encontrar una póliza al menor precio posible no hay que conformarse con el primero que se tropiece, sino que se deben valorar bien todas las opciones disponibles. Y es que una vez que se revisan detenidamente las coberturas y condiciones, es posible que la mejor opción acabe siendo pagar una prima un poco más alta a cambio de estar más protegido.

En tema de precios, a grandes rasgos, el seguro más barato sería una póliza a Terceros de un coche económico de menos de 25.000 euros cuyo conductor tenga bastante experiencia y un historial siniestral impecable. Mientras que en el otro extremo, es decir, el más caro sería un Todo Riesgo para un coche nuevo con muchos caballos y un gran motor, cuyo coste sea elevado, como por ejemplo un deportivo, y que lo maneje un menor de 25 años. Con estos datos la prima se dispararía.

Una herramienta muy útil para simplificar todo este proceso es utilizar el comparador de seguros de Coche de Rastreator.com. Basta con introducir todos los datos y en menos de dos minutos ofrece una comparativa entre más de 20 aseguradoras españolas. De esta forma, con un simple vistazo el usuario puede comprobar tanto los precios como las coberturas que ofrece cada compañía.

Febrero de 2018


COMPARAR SEGUROS DE COCHE