Hipotecas bonificadas: ¿qué son y cómo conseguirlas?

3 minutos
  • Contratar productos complementarios puede hacer que el diferencial de la hipoteca se recorte hasta el 1,30% y reducir la cuota anual unos 1.000 euros.
  • La domiciliación de la nómina o de recibos, la contratación de seguros o las aportaciones a un plan de pensiones son algunas de las posibilidades que ofrecen las entidades para mejorar el tipo de interés de las hipotecas

hipotecas bonificadasElegir entre hipoteca fija o variable, acordar la cantidad de dinero que vas a pedir o decidir el plazo de amortización son algunas de las decisiones que tendrás que tomar cuando contrates un préstamo hipotecario. Con todo, a la hora de decantarte por un producto o por otro analizarás diferentes factores, especialmente, el interés que te va a cobrar cada entidad por prestarte ese dinero. Y cuando te pones a estudiar las diferentes ofertas, te das cuenta de que ese interés puede variar en determinadas circunstancias. Y es que los bancos reducen el tipo de interés o el diferencial del préstamo a cambio del compromiso del cliente de contratar otros productos complementarios, como seguros o tarjetas. Esto es lo que ocurre con las hipotecas bonificadas.

El número de productos que tendrás que contratar y su naturaleza dependerá de cada entidad. En algunas ocasiones, la bonificación estará sujeta a aceptar todas las vinculaciones requeridas, mientras que también hay casos en los que podrás conseguir una mejora del interés de la hipoteca por cada uno de los productos complementarios que contrates.

¿Qué es una hipoteca bonificada?

Una hipoteca bonificada tiene un tipo de interés mínimo, que es el resultante de aplicar la máxima bonificación. Es decir, se consigue contratando todos los productos. Por otro lado, hay un interés máximo, que se aplica cuando no se contrata ningún producto. En este sentido, cuando el banco te facilita la información de la hipoteca te tiene que especificar claramente el coste total del préstamo con y sin bonificaciones. Además, en el caso de que se pueda conseguir una bonificación por cada uno de los productos, te debe informar de la rebaja que se consigue con cada uno. Así puedes calcular la mejora que conseguirás en el tipo de interés si contratas un producto u otro.

De alguna manera, la finalidad de las hipotecas bonificadas es fidelizarte y vincularte como cliente a la entidad bancaria y que te resulte más complicado cambiarte de banco. Asimismo, la entidad tratará de compensar la rentabilidad que deja de obtener por la reducción de los intereses hipotecarios con la contratación de estos productos complementarios, que, por supuesto, tienen un coste (del que también tendrán que informarte). En este sentido, para saber si te compensa o no una hipoteca bonificada, deberás sacar la calculadora y hacer cuentas teniendo en cuenta el coste total de cada uno de estos productos y de los efectos que pueden tener sobre el préstamo si no se contratan o se cancelan antes de tiempo.

¿Qué productos hay que contratar para conseguir una bonificación en la hipoteca?

La mayoría de las entidades ofrecen hipotecas bonificadas, condicionadas al cumplimiento de una serie de requisitos y contratación de determinados productos. Estas condiciones varían de un banco a otro, aunque las más comunes son:

  • Domiciliación de nómina. Aunque no es un producto que debes contratar, este es uno de los primeros requisitos que las entidades exigen para ofrecer mejores condiciones en la hipoteca. Por lo general, los bancos suelen establecer un mínimo de ingresos domiciliados. Estos pueden ir desde los 600 euros mensuales hasta más de 3.000.
  • Domiciliación de recibos. Al igual que la domiciliación de ingresos, también se trata de un producto sin coste. En algunas ocasiones, las entidades te pedirán que domicilies dos o tres recibos de tus facturas de agua, luz o teléfono.
  • Seguro de hogar. Aunque lo más común es adquirir un seguro de hogar multirriesgo para estar cubierto ante cualquier imprevisto, la ley exige únicamente la contratación de una póliza contra incendios. Pero las entidades, pueden animarte a contratarlo con ellas para rebajar el interés de tu hipoteca.
  • Seguro de vida. Uno de los seguros que más ofertan junto con el préstamo hipotecario los bancos son los de vida. Con ellos, se aseguran el pago de la cuota del préstamo incluso aunque se produzca el fallecimiento del titular del mismo.
  • Tarjeta de crédito. Aunque su contratación suele ser gratuita, en ocasiones se te pedirá un gasto mínimo anual con la tarjeta o que la uses determinadas veces.
  • Plan de pensiones. Los planes de pensiones también son uno de los productos que los bancos pueden exigir para bonificar la hipoteca. Normalmente, requieren una aportación mínima al año que puede ir desde los 600 euros hasta más de 2.000.

¿Cuánto baja la cuota de una hipoteca bonificada?

Cuando contratas una hipoteca, las entidades te ofrecerán la contratación de productos adicionales para recortar el interés de tu préstamo hipotecario. Por lo general, las entidades suelen premiar esta vinculación bonificando la hipoteca en un máximo de entre un 1% y un 1,30%, lo que puede llegar a suponer una rebaja de en torno a unos 1.000 anuales respecto a un préstamo de las mismas características sin vinculación.

Así, tomemos como ejemplo una hipoteca fija de 150.000 euros a 20 años. Si solicitamos un préstamo hipotecario bonificado con tipo del 1,20% pagaríamos un total de 18.793 euros de intereses. Sin embargo, si elegimos el mismo préstamo sin bonificar tendríamos que asumir un tipo del 2,20% (un 1% más), lo que haría que los intereses se incrementaran hasta los 35.547 euros, lo que se traduce en 837 euros más cada año. Y si cogemos una hipoteca fija a 30 años, con un tipo bonificado del 2,50% frente a uno no bonificado del 3,60%, el ahorro anual puede llegar a superar los 1.000 euros.

¿Compensa contratar una hipoteca bonificada?

Con todo, no debes olvidar que, en el caso de optar por una hipoteca bonificada, deberás abonar el coste de los productos que contrates con el banco. Esto significa que aunque el tipo de interés sea menor y anualmente pagues unos 1.000 euros menos de media respecto al préstamo sin bonificar, tendrás que sumarle, por ejemplo, los importes de los seguros que te ayuden a rebajar el diferencial de tu hipoteca o posibles aportaciones a un plan de pensiones. Por ello, solo te compensará contratarlos con el banco si el coste de todos esos productos es menos que el ahorro que puedes conseguir. De lo contrario, te interesará más pagar un diferencial superior y contratar estos productos con otras compañías.

Las mejores hipotecas bonificadas

La mayoría de las entidades bancarias ofrecen la posibilidad de mejorar el tipo de interés de sus hipotecas si se incrementa la vinculación con ellas contratando productos complementarios. Estos son solo algunos ejemplos.

Hipoteca Sin Más – Bankinter

Con la Hipoteca Sin Más de Bankinter puedes conseguir financiación con un interés de euríbor más 0,75% (el primer año aplicará un TIN del 1,25%). Para obtener este tipo bonificado tendrás que darte de alta una Cuenta Nómina, Cuenta Profesional o Cuenta No-Nómina y contratar un seguro de vida por el 100% del importe del préstamo hipotecario, así como un seguro Multiriesgo Hogar y un Plan de Pensiones/EPSV. Si no cumples con estos requisitos, el diferencial que te aplicará el banco más el Euríbor será del 2,05%, es decir, 1,30 puntos más.

Hipoteca Sin Más

Ver detalles

TIN

1,25% TIN el primer año
Euríbor + 0,75% el resto de años

Condiciones

  • Contratar Cuenta Nómina, Profesional o No-Nómina
  • Seguro de vida y de hogar
  • Plan de pensiones

Hipoteca Bonificada – Banco Santander

Con la Hipoteca Online bonificada de Banco Santander puedes recortar el interés hasta un 1,10%, consiguiendo un TIN del 1,55% en el caso de un préstamo hipotecario fijo o un tipo de euríbor más 0,79%, en el caso de decantarte por una hipoteca variable.

Para acceder a este tipo de interés bonificado, deberás domiciliar tu nómina (superior a 600 euros), prestación por desempleo (de más de 300 euros), pensión (también de más de 300 euros), Pago Seguridad Social Autónomo (superior a 175 euros) o ayudas de la PAC. Esto bonificará el interés en medio punto. Además, deberás utilizar seis veces las tarjetas de crédito Santander en los tres meses anteriores a la revisión del tipo de interés (0,05% menos) y tener contratado y en vigor algún seguro de vida, hogar, accidentes o incapacidad temporal de autónomos comercializado por la entidad. Cumpliendo todas estas condiciones, puedes acceder a una bonificación máxima del 1%, a la que se añadirá el 0,10% más si aportas un certificado de eficiencia energética de la vivienda con calificación A+, A o B. Esta hipoteca no tiene comisión de apertura, pero sí de amortización anticipada total o parcial.

Hipoteca Fija Online Bonificada

Ver detalles

TAE

2,16 %

1,55% TIN

CUOTA

603 €/mes

Hipoteca Variable Online Bonificada

TAEVariable

2,25 %

1,59% TIN el primer año
Euríbor + 0,79% el resto de años

CUOTA

606 €/mes

606€/mes el primer año
610€/mes el resto de años

Hipoteca variable de Kutxabank

La hipoteca bonificada de Kutxabank es la más barata del mercado, ya que te permite conseguir financiación para la adquisición de tu vivienda con un interés fijo para el primer año del 0,75% y de Euríbor más 0,6%, para el resto. Eso sí, para poder acceder a este tipo de interés bonificado, tendrás que domiciliar las nóminas de los titulares en una cuenta del banco por un valor igual o superior a 3.000 euros al mes. Además, deberás realizar una aportación a Baskepensiones EPSV o Planes de Pensiones Kutxabank igual o superior a 2.400 euros anuales y contratar con la entidad un seguro de hogar, que tendrás que mantener anualmente. En el caso de no cumplir estas condiciones, se aplicará un tipo de interés de euríbor más 1,64%.

Hipoteca Variable

Ver detalles

TAEVariable

1,33 %

0,75% TIN el primer año
Euríbor + 0,6% el resto de años

CUOTA

548 €/mes

548€/mes el primer año
548€/mes el resto de años

Hipoteca CasaFácil – CaixaBank

La Hipoteca CasaFácil de CaixaBank es la más barata de la modalidad de préstamos a tipo fijo. CaixaBank te ofrece financiación para la adquisición de tu vivienda con un interés bonificado del 1,20% a 20 años. El banco realiza una Para acceder a una bonificación de 0,25 puntos en el interés de la hipoteca si domicilias tu nómina o pensión por un valor superior a 600 euros, así como tres recibos y realizar tres compras durante los últimos tres meses con tarjetas comercializadas por CaixaBank. Además, puedes bonificarte otro cuarto de punto contratando un seguro de hogar comercializado por la entidad y otros 0,25 puntos más, con la contratación de un seguro de vida. Por último, si financias o contratas un servicio “Alarma Hogar Securitas Direct” o subscribes el “Servicio protección senior”, puedes bonificarte otro cuarto de punto en el TIN de la hipoteca. Si no contratas ninguno de estos servicios, el TIN que se aplicará será del 2,20%.

Hipoteca Fija Sin Comisiones

TAE

2,89 %

2,85% TIN

CUOTA

700 €/mes

Compara las mejores hipotecas

El mercado pone a tu disposición infinidad de hipotecas. De ahí que elegir la que más se adapte a tu perfil sea una decisión que requiere un profundo análisis. Para ello, lo más recomendable es contar con un experto adecuado que resuelva todas nuestras dudas y te guíe durante todo el proceso. El asesor hipotecario de Rastreator te ayuda a conseguir la mejor hipoteca de forma gratuita. Además, si necesitas tener una primera aproximación a lo que sería tu hipoteca ideal, siempre puedes acudir a nuestro comparador de hipotecas, donde podrás barajar todas las opciones de acuerdo a tu perfil.