La moto puede aparcarse en el hueco que deja el coche

Propietarios e inquilinos de una plaza de garaje en un edificio residencial que aparcan la moto en el hueco que deja el coche pueden respirar tranquilos. Se trata de un hecho bastante común que suele levantar suspicacia entre el vecindario. Pero si en la misma plaza entran la motocicleta y el coche sin que se invada la plaza colindante ni los espacios de circulación común, nadie tiene nada que objetar. Ni tan siquiera en términos de seguridad.

Como sucede con el coche, el seguro de moto garantiza la cobertura frente a posibles daños que pudiera ocasionar. El comparador de seguros Rastreator ofrece al usuario una comparación de los precios y coberturas ofrecidas por varias compañías. Asimismo, una moto aparcada en la misma plaza de garaje que el coche comparte la cobertura que ofrezca el seguro del garaje frente a determinadas eventualidades. Los propietarios sufragan estas pólizas de forma proporcional a sus metros, como en el caso del piso, sin que el importe varíe en función de los vehículos que se tengan aparcados.

Exigencias a las comunidades de vecinos

Por ley, las comunidades de vecinos deben suscribir un seguro que cubra accidentes estructurales que puedan causar daños a vehículos: derrumbes, inundaciones o daños a personas por accidentes, por ejemplo. Pero no así rayones o abolladuras. En estos casos se hará cargo el propio seguro, o el del otro vehículo implicado, como si el siniestro hubiese ocurrido en la calle. En la práctica, las comunidades suscriben dos tipos de póliza para cubrir sus garajes. Las multirriesgo, similares en coberturas a las de hogar pero relativas al conjunto comunitario, y las pólizas de responsabilidad civil.

¿Multirriesgo o responsabilidad civil?

Para un garaje, los profesionales consideran más adecuada una póliza de responsabilidad civil. Razones: la póliza multirriesgo asegura el conjunto del inmueble (sobre todo elementos comunes) y la mayoría incluyen las viviendas como elementos privativos de continente. Pero los vehículos de los copropietarios (ya sean motos o coches) en ningún caso quedan asegurados (para eso disponen de su propio seguro) y en caso de contemplarse un pequeño capital de contenido es para mobiliario y maquinaria común. Por ello, no tiene sentido asegurar el continente, y no es probable que exista contenido común en un garaje.

¿En caso de incendio?

Por su parte, el seguro de responsabilidad civil ofrece cobertura a siniestralidades habituales, como por ejemplo los daños ocasionados por la rotura de una tubería general del edificio que discurre por su interior. Además, si se produjera un incendio en el garaje comunitario, que raramente ocurren, la póliza cubriría los daños a los vehículos siempre que se considere a los copropietarios como terceros frente a la propia póliza comunitaria y, sobre todo, que exista responsabilidad comunitaria. Es decir, que el incendio se origine en un elemento común y no haya sido provocado. Si por el contrario el incendio fuese originado por un vehículo no habría ninguna responsabilidad comunitaria y tendría que hacerse cargo su seguro, siempre y cuando pueda demostrarse su responsabilidad.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...