Los españoles que pasen más de 3 meses en el extranjero perderán su derecho a la sanidad pública

7 de enero de 2014

Desde el miércoles, 1 de enero, todos aquellos españoles que permanezcan fuera de España durante más de 3 meses perderán su tarjeta sanitaria y no podrán acceder a la sanidad pública. Así se indica en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 26 de diciembre, que incorpora en su página 209 una disposición adicional que limita la asistencia sanitaria de los emigrantes.

Con la aplicación de esta disposición, los españoles que residan en el extranjero más de 90 días en un año natural, independientemente del motivo, perderán la residencia a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social. “A efectos del mantenimiento del derecho de las prestaciones sanitarias en las que se exija la residencia en territorio español, se entenderá que el beneficiario de dichas prestaciones tiene su residencia habitual en España cuando haya tenido estancias en el extranjero siempre que éstas no superen los 90 días a lo largo de cada año natural”, detalla el texto del BOE.

Sí tendrán la condición de asegurados aquellos que aunque agoten la prestación o subsidio por desempleo y se encuentren sin trabajo residan en España.

Beneficiarse de nuevo de la sanidad pública

Tras regresar a España, para poder acceder de nuevo a la sanidad pública deberán conseguir un contrato de trabajo, pues serán considerados como no residentes, o contratar un seguro de Salud privado para poder acceder a la sanidad privada en defecto de la pública.

En último recurso, los que pierdan la residencia podrían ser asimilados en el caso de estar casados o registrados como pareja de hecho u optar a la tarjeta sanitaria sin recursos.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Rastreator Rastreator.com