La falta de atención sanitaria a inmigrantes pone en peligro la salud general

18 de diciembre de 2013

La ley sanitaria que entró en vigor a finales de 2012 fijaba que la atención sanitaria de los inmigrantes permitía el acceso de urgencia por enfermedad grave o accidente, sea cual sea la causa e independientemente de la situación administrativa. Sin embargo, existe una denuncia general que dice que esta asistencia no se está cumpliendo y comienza a hablarse de un posible efecto en la salud general.

Con motivo del Día Internacional de la Población Migrante, que se celebra hoy, la Red Acoge ha hecho un balance de la situación de este colectivo en el país y lamenta la pérdida de derechos que está viviendo. Así, indican que desde la aprobación del Real Decreto-Ley 16/2012 se está viviendo un escenario de exclusión sanitaria de las personas en situación administrativa irregular. “El acceso a la atención sanitaria nunca debería haber dejado de ser universal y su recuperación resulta fundamental”, indican. Y pese a que estas personas pueden contratar con la Administración una póliza que las permita ser atendidas, señalan que “no supone una solución real”.

Crisis sanitaria

Red Acoge asegura que las primeras muertes consecuencia de esta ley ya se han producido este año, pero que “el riesgo a que se produzcan más fallecimientos continúa”. En esa línea se encuentra un artículo de The Economist hecho público esta semana, que indica que tras las medidas de austeridad llevadas a cabo por el gobierno, éste no va a proporcionar atención sanitaria a los cerca de 873.000 inmigrantes no registrados a no ser que sea de emergencia. Algo que “podría crear una gran crisis de salud pública en el futuro muy cercano“, según los investigadores de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical.

Para ello, el diario refleja un caso concreto: “A principios de este año, un inmigrante en España no se sentía bien y fue al hospital con síntomas de tuberculosis. Se le negó pruebas y enviado a casa. No mucho más tarde que se sentía tan mal que él se apresuró a la sala de urgencias, donde de nuevo se le dio la espalda. Luego murió”.

Los expertos indican que como sucedió hace unos años en Grecia, es posible que si el gobierno no cambia de rumbo, podrían producirse brotes de enfermedades mentales, tuberculosis o incluso malaria en España. La exclusión sanitaria tanto a los inmigrantes como al resto de la población podría a su vez “conducir a problemas de salud pública para toda la población”.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Rastreator Rastreator.com