Elementos de seguridad en tu vehículo

La seguridad es fundamental en la conducción. En estos últimos 50 años han surgido numerosos inventos para aumentar la seguridad de los vehículos a motor, evitar accidentes de tráfico o limitar las consecuencias de estos accidentes. En 1959 nació el cinturón de seguridad, cuya utilización ha reducido en un 50% el riesgo de muerte y que a lo largo de sus cincuenta años de historia ha salvado millones de vidas. Sin embargo, inicialmente el cinturón de seguridad sólo se instaló en los asientos delanteros del vehículo, y tendrían que pasar veinte años para que se instalase también en los asientos traseros del coche. Mucho ha evolucionado este elemento de seguridad en los últimos años, ya que actualmente los coches incluso están equipados con unos dispositivos que avisan de manera visual o sonora, en el caso de que alguno de los ocupantes del vehículo no se haya abrochado el cinturón de seguridad.

Junto a ese pionero cinturón de seguridad, hoy en día los coches llevan instalados numerosos elementos de seguridad, que van desde los reposacabezas (que reduce las lesiones cervicales), el airbag frontal y lateral, la lámpara halógena, las luces antinieblas delanteras y traseras, sillitas para bebés, neumáticos más adherentes, frenos ABS, tracción a las cuatro ruedas, habitáculo de seguridad etc.

Pero no solamente existen estos sistemas de seguridad en nuestros coches actuales, sino que muchos de los nuevos modelos poseen estos elementos mucho más sofisticados. Por ejemplo, algunos cinturones de seguridad tienen un sistema de retención programada se han desarrollado numerosos airbags no sólo frontales y laterales, sino de cortina, de rodilla o antisubmarino (situado debajo del asiento y que impide que el ocupante resbale por debajo del cinturón de seguridad). Incluso se está estudiando la posibilidad de desarrollar airbags en el capó para los peatones en caso de atropello; se desarrollan neumáticos más adherentes, otros que hacen que se produzca un menor consumo de combustible etc.

El futuro se presenta esperanzador en este ámbito. Los inventos de nuevos sistemas de seguridad se suceden constantemente, hallando nuevos elementos y mejorando los ya existentes. Todos ellos, nos ayudan a conducir mejor, nos avisan de las posibles incidencias en la conducción y reducen las consecuencias de lesiones en el caso de accidente de circulación. Algunos de estos nuevos inventos presentados por algunas de las principales marcas de vehículos son un detector de obstáculos en ciudad, limitadores de velocidad, dispositivos para autocontrol de la trayectoria en el caso de que nos salgamos de la vía, dispositivos de detección de alcohol que hacen que el coche no arranque si el conductor tiene un índice de alcohol en sangre mayor que el permitido etc.

Todos estos elementos nos ayudan a conducir mejor y más seguros, pero a todos ellos tenemos que añadir nuestro sentido común y un buen seguro de coche. Desde Rastreator.com queremos mantenerte informado de todas las novedades que vayan surgiendo en cuanto a seguridad se refiera, pero de todas formas queremos insistir en que quien tiene que poner toda su atención eres tú, conductor. De ti depende estar atento, respetar los límites de velocidad, no beber, utilizar bien todos los elementos de tu coche y en definitiva hacer que tu viaje sea mucho más seguro.

Eva Montero

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA