Los coches más robados

  • En 2015 se registraron 75.000 siniestros menos que en 2010
  • Los coches que menos probabilidades tienen de ser hurtados suelen ser vehículos nuevos y especialmente los de marcas asiáticas

¿Mi coche? ¿De verdad? Esta puede ser la reacción de miles conductores al conocer que su vehículo está en la lista de los más robados. O, incluso, sería una de las preguntas que se haría si fuera víctima de un siniestro por robo. Y es que aunque el volumen de este tipo de acciones ha descendido en los últimos años, siguen existiendo y responden a una serie de razones que no siempre atienden al precio del coche o a su potencia. Esta es una de las conclusiones que se desprenden el informe ‘Los robos de coches indemnizados por el seguro’, elaborado por Estamos seguros para la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa). Si quieres saber si tu coche está en el punto de mira por volumen o por probabilidad, sigue leyendo.

Con los datos sobre la mesa es necesario hacer un par de aclaraciones previas. En primer lugar, hay que tener claro que las marcas y modelos que forman parte del informe lo hacen porque tienen, como mínimo, 100.000 vehículos asegurados. De esta forma, el catálogo está integrado por los coches más comunes. En segundo lugar, es necesario recordar qué se entiende por robo:

  • Sustracción del vehículo en sí
  • Robos parciales de componentes o partes
  • Daños ocasionados por el robo o la tentativa de robo

La razón es simple: todas estas circunstancias se contemplan en la cobertura de la póliza. Y es que aunque es bastante común que los coches estén asegurados frente a ello, no siempre ocurre así porque la contratación de esta cobertura es voluntaria, no obligatoria. Para ser exactos, en 2015, un 68,42% de los turismos en España estaban protegidos por el seguro de Coche frente a esta eventualidad.

La evolución de los robos

Los números no admiten muchas discusiones y apuntan a que el robo de coches es algo que está menguando con el paso del tiempo. La información extraída del informe de Unespa señala que en 2015 se registraron 75.000 siniestros menos que en 2010.

No es la única conclusión que el conductor debe tener en cuenta acerca de su vehículo. Y es que se trata de un siniestro que carece de estacionalidad ya que los datos muestran claramente su distribución a lo largo de un año natural. Así las cosas, en la última década se han sumado robos de un total de 40 trimestres y el reparto ha sido siempre bastante parejo. La única variación se experimenta en el cuatro trimestre cuando este tipo de siniestros desciende, pero son números que se compensan con los registrados en los tres primeros meses del año.

Obviamente, esta línea descendente tiene consecuencias. Por un lado, con la reducción de los robos también ha bajado el coste que pagan las aseguradoras. Eso sí, todavía es relevante. No en vano, en 2015, las aseguradoras pagaron 407.000 euros al día por siniestros de robo. Y por otro, esta bajada evidencia un cambio en el paradigma del robo de coches.

Cómo ha cambiado el robo de coches

El hurto tradicional tenía como meta usar el vehículo y se llevaba a cabo por personas más o menos expertas y que actuaban de forma individual. Es un escenario que se repite, cada vez, menos. En la actualidad, el robo está mucho más relacionado con el aprovechamiento del coche en su conjunto o por piezas (el motivo más común). Ese tipo de negocio no suele estar al alcance de individuos que actúan por un impulso o por necesidad. Está perpetrado, la mayoría de las veces, por organizaciones del crimen organizado que, normalmente, dan un carácter multinacional a sus acciones.

Por lo tanto, los coches más robados o los que tienen una mayor probabilidad de sufrir este tipo de siniestros no forman parte de esa porque son los más fáciles de robar. Están ahí porque, debido a alguna razón, están en el punto de mira de las mafias. Por lo tanto, hay vehículos que registran un importante porcentaje de robos quiere decir que sus características los hacen interesantes para organizaciones expertas en robo y no porque sean fáciles de sustraer. No en vano, en muchas ocasiones son coches equipados con diferentes sistemas de protección.

Tu localidad, un factor relevante

Hay un factor que tiene especial incidencia en los robos de coches y por esta razón, el informe de Unespa lo pone sobre la mesa. Se trata de la situación geográfica. Los datos señalan que las probabilidades de sufrir un siniestro de este tipo son muy diferentes en función de la división por provincias y, además, presentan un patrón.

Segmentadas las probabilidades en tres categorías (alta, media y baja), se observa que la mayor posibilidad de ser víctima de un hurto se concentra en zonas muy concretas de España. La lista está encabezada por las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Le sigue, en segundo lugar, la Andalucía occidental que da el relevo a las tres provincias con mayores concentraciones urbanas como son Madrid, Barcelona y Valencia. A esto hay que añadir que la capital de España contagia si alta probabilidad a provincias limítrofes como Toledo y Guadalajara.

Finalmente, la mitad oriental de España muestra probabilidades medias (aproximadamente ajustadas a la del conjunto del país) mientras que la parte occidental (Castilla y León, parte de Extremadura, Galicia y Cantabria, entre otras) acusa las probabilidades más reducidas.

Coches más robados

El robo de vehículos se divide en dos categorías diferentes: el volumen de robos y la probabilidad. La primera hace referencia a la cantidad de coches sustraídos de la misma marca y modelo, y no tiene nada que ver con éstos sean o no los más vendidos del momento, sino simplemente señala cuales son aquellos que más robos sufren. Por su parte, los que menos probabilidades tienen de ser hurtados suelen ser vehículos nuevos y especialmente los de marcas asiáticas ya que, tal y como indica el informe de Unespa, son los menos buscados por parte de las mafias especializadas en el robo de automóviles.

Así las cosas, se puede observar como el modelo más robado en la actualidad es el Citroën Xsara, que aunque ya no se comercializa, durante los años que estuvo a la venta se situó a la cabeza de las mismas, por lo que a día de hoy son muchos los que aun circulan por las carreteras españolas. En consecuencia, son muchas las piezas que se siguen necesitando de este modelo para reparaciones y de ahí que las mayoría de Citroën Xsara sustraídos son despiezados y sus componentes utilizados en estos arreglos.

No muy lejos en el ranking se sitúa el Seat Ibiza, que al igual que el anterior es un modelo muy exitoso, aunque con la diferencia de que este se sigue comercializando. Completan la lista de los 5 coches más robados el Volkswagen Golf, el Seat León y el BMW Serie 3. Y es que estos 5 modelos suponen 1 de cada 5 robos contabilizados en España. Como curiosidad, los modelos de estos coches suelen tener una edad superior a los 10 años.

Marca/Modelo % robo
Citroën Xsara 4,957
Seat Ibiza 4,714
Volkswagen Golf 4,179
Seat León 3,884
BMW Serie 3 2,992
Renault Mégane 2,961
Peugeot 206 2,81
Ford Focus 2,78
Opel Astra 2,312
Renault Clio 1,836

 

Coches con menos posibilidades de ser robados

Por el contrario, los coches con menos posibilidades de ser sustraídos son aquellos con menos años y, tal y como indica el informe Unespa son los de marcas asiáticas.

Marca/Modelo Probabilidad de robo
Hyundai i30 -69,04%
Kia Ceed -68,84%
Hyundai IX 35 -65,48%
Honda CR-V -51,36%
Hyundai Getz -48,58%
Toyota Auris -47,40%
Renault Scenic -47,08%
Peugeot 308 -45,58%
Nissan Primera -42,17%
Nissan Micra -41,96%

 

¿Cómo evitar el robo?

Nunca está de más tomar algunas precauciones para intentar prevenir de algún modo el robo del coche. Y es que la mayoría de estos se deben a pequeños despistes que pueden ponérselo en bandeja a los ladrones. Así que es importante aparcar siempre en zonas luminosas, así como no olvidar cerrar bien las ventanas, y por supuesto las puertas, además de no dejar nada atractivo dentro como móviles, portátiles, bolsos y carteras.

Utilizar un sistema de bloqueo del volante también es bastante efectivo, ya que no solo cumple su función sino que, además, actúa como medida disuasoria. Por último nunca está de más instalar un sistema de seguimiento por GPS, para que en caso robo, el vehículo se pueda localizar.

Proteger el coche ante un robo

Aunque, en ocasiones, por muchas medidas que se tomen es inevitable que el robo se produzca. Por esto, es muy importante tener el coche protegido ante esta situación. Para ello lo mejor es contar con un seguro de coche Todo Riesgo que incluya la cobertura de robo del vehículo, y aunque encontrarlo no es una tarea sencilla, utilizando herramientas como el comparador de seguros de coche de Rastreator.com el proceso resulta mucho más fácil y rápido.

Diciembre 2017


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!